lunes 22 de julio de 2024 - Edición Nº2056

Entrevistas | 26 jun 2024

Nuevo rector de CAECE

Paulo Falcón: “Queremos una educación ejecutiva y de fácil acceso que le sirva a la gente, al Estado y al sector privado”

En una entrevista exclusiva, el rector de la Universidad CAECE hizo un repaso de sus primeros meses en su nueva función, el rol de la universidad en el mundo, los desafíos del aprendizaje, la IA, las micro credenciales, la duración de las carreras y cómo insertar a los estudiantes en el campo laboral.


En una entrevista exclusiva con el portal "Universidades Hoy", el rector de la Universidad CAECE, Paulo Falcón, hizo un repaso de sus primeros meses en su nueva función, el rol de la universidad en el mundo, los desafíos del aprendizaje, la IA, las micro credenciales, la duración de las carreras y cómo insertar a los estudiantes en el campo laboral.

¿Cómo fue su llegada a la universidad?

Mi llegada fue un proceso, vine trabajando con ellos en la evaluación institucional; así que llego al rectorado no con una radiografía sino con una tomografía computada de la universidad y eso me permite tener un diagnostico bien claro de las fortalezas y los aspectos que hay que mejorar.

¿Cuáles son las fortalezas de CAECE?

CAECE tiene una reputación muy bien ganada a lo largo de 70 años, pionera en datos, sistemas, desarrollos en nanotecnología, y con la responsabilidad de sostener esa reputación, y hoy nos toca poner a la universidad en sintonía con la agenda de las universidades a nivel mundial. Reforma integral del currículum universitario y de la práctica de la enseñanza didáctica y pedagógica; reforma al uso de la tecnología en la educación a distancia, incorporando la inteligencia artificial, que nos va poner al corriente de las formas de enseñar en el mundo, todo esto dándole una perspectiva que tiene que ver con la impronta que tiene la universidad de darle una vocación por internacionalización de la educación superior, incorporándola a redes y asociaciones, circuitos de discusión de toda América latina y el Caribe y también Europa.

Fueron pioneros en la nano tecnología, ¿Cómo están trabajando hoy con la IA?

Hoy es un tema central la inteligencia artificial, ya no se discute en el mundo. ¿Hay que incorporarla? Si, hay que hacerlos en parámetros éticos, que ordenen el uso de las tecnologías y de lo que vendrá.

En este contexto, nosotros tenemos que hacer es cambiar realidades. La educación universidad lo que tiene que hacer es cambiar hábitos de estudio, poder comprenderse, conocerse y generar habilidades y competencia en determinado campo. Pero además, en esta sociedad, donde los cambios son vertiginosos, inclusive por los que la propia universidad provoca, tenemos que tener la capacidad de enseñar a aprender, porque si hay una constante en un mundo de tantas variables es que tenemos que seguir aprendiendo. Nuestros estudiantes están aprendiendo a resolver problemas que en el futuro van a dejar de existir, porque habrá nuevos problemas; y para esos nuevos problemas la universidad debe estar allí ofreciendo capacitaciones y demás.

Uno de los grandes impulsos que estamos realizando son las micro credenciales, las micro certificaciones, la educación continua durante toda la vida como un paradigma que estructura, queremos una educación ejecutiva, de fácil acceso, útil y pertinente, que le sirva a la gente, que le sirva al estado, al sector privado, a las empresas y a la sociedad civil. Nosotros tenemos la posibilidad de contacto con la cámara de comercio, con las empresas que nos permite brindar propuestas que sean las adecuadas para sus necesidades.

¿La duración de las carreras es un tema por plantearse?

Toda reforma del sistema universitario tiene que dialogar con el mundo. Hoy, en el mundo, la formación que habilita profesión tiene una duración de cinco o cinco años y medio; pretender que la formación sea más breve es no entender los procesos formativos. Creemos que, eso sí, a lo largo de esos años debe haber hitos formativos, por eso estamos estructurando carreras de dos años, tecnicaturas, asistentes, con un bachiller universitario de tres años, para que dialogue con el bachiller europeo de educación superior; y tramos de licenciaturas de cuatro a cinco años, para poder brindarle a la sociedad la posibilidad de que el estudiante construya su itinerario educativo y pueda insertarse en el mundo laboral.

El problema no es la duración de las carreras, el problema es que nuestro estudiantado, a diferencia de otros lugares del mundo es part-time, nuestros estudiantes trabajan, por eso hay demora en la graduación. Por eso lo que tenemos que hacer es darle a ese estudiantado herramientas para que ese estudiante curse dos años, cobre como técnico universitario y no con el título del secundario, porque ya viene desarrollando habilidades que le permiten desarrollarse en lo que el mercado requiere.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias