jueves 23 de mayo de 2024 - Edición Nº1996

Universidades Públicas | 14 may 2024

Universidad Nacional de La Plata

Distinguen desarrollo de la UNLP para prevenir la tuberculosis pediátrica

Científicos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata y del Hospital Zonal General de Agudos Dr. Ricardo Gutiérrez recibieron el premio COSAPRO 2024 en la categoría trabajos científicos.


Científicos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata y del Hospital Zonal General de Agudos Dr. Ricardo Gutiérrez recibieron el premio COSAPRO 2024 en la categoría trabajos científicos por el trabajo “Desarrollo y formulación huérfana de isoniacida 10 mg/ml en solución oral para profilaxis pediátrica de la tuberculosis”.

Un “medicamento huérfano” es aquel que, siendo de elevado interés terapéutico y científicamente viable, no está disponible localmente, por diferentes causas y/o circunstancias, para atender problemas de salud en un paciente porque no se comercializa (como producto industrializado) en el ámbito nacional o posee precios inalcanzables que imposibilitan su acceso. 

La falta de medicamentos comercializados que den respuesta a las necesidades de pacientes pediátricos hace necesaria la elaboración de fórmulas magistrales por la farmacia hospitalaria, en estas situaciones de orfandad es clave el diseño de la fórmula y la elección de los excipientes, particularmente en enfermedades transmisibles como la tuberculosis. 

El Farmacéutico Especialista en Farmacia Hospitalaria Nicolas Trovato López, docente de la facultad de Ciencias Exactas y Jefe del servicio de farmacia del hospital Gutiérrez de La Plata explicó:” nuestro trabajo es el resultado de una necesidad que surgió en el hospital ante existencia de pacientes que no tenían la posibilidad de recibir la profilaxis pediátrica viviendo en un contexto familiar con casos de tuberculosis. Esta profilaxis es fundamental para no seguir propagando esta enfermedad transmisible”.

Trovato declaró: “se desarrolló una nueva formulación con pocos excipientes, en valores aptos para el consumo de la población pediátrica y sencilla de elaborar. Se evaluó el contenido del principio activo, el cual se mantuvo en límites permitidos bajo las condiciones de almacenamiento por al menos dos meses. La estabilidad por 2 meses a temperatura ambiente no había sido descripta en las fórmulas encontradas en la literatura consultada” y agregó “nuestro próximo objetivo es evaluar la estabilidad a 6 meses, esto nos permitirá realizar en una sola instancia el tratamiento completo para el paciente y no tener que elaborarlo mes a mes”.

Se logró una formulación límpida y de características organolépticas agradable utilizando el mínimo de excipientes acordes tanto a neonatos como a adultos. 

A los 60 días de almacenado en heladera y a temperatura ambiente no se evidenció disminución del principio activo ni alteración en sus características. Asimismo, se redactó la técnica de elaboración normalizada según las buenas prácticas de preparación farmacéutica.

Para el desarrollo de la formulación se realizó una búsqueda bibliográfica en bases de datos web libres, enfocándose en la solubilidad del principio activo y formulaciones pediátricas ya desarrolladas. 

Se ensayaron 3 formulas distintas en el laboratorio de preparaciones y sobre la formulación seleccionada se cuantifico el principio activo (p.a) en condiciones de heladera (2-8°C) y a temperatura por al menos 2 meses (60 dias). 

Se desarrolló una formula cuali y cuantitativa: Isoniazida 1g; agua purif. 49g; propilparabeno 0,01g; metilparabeno 0,09g; propilenglicol 0,43g; sorbitol csp 100 ml.

A la concentración de uso prescripta, la isonizacida se disolvió en agua conservada, se llevó a volumen con sorbitol 70% obteniéndose el granel del preparado. Se envaso en frascos color caramelo para protegerlo de la luz. Se etiqueto cada envase según los lineamiento de la resolución 08/12 del ministerio de la PBA .

Este trabajo evidencia que la formulación magistral en la farmacia hospitalaria permite cubrir el vacío terapéutico que dejan los medicamentos huérfanos y también adaptar e individualizar el medicamento para la población pediátrica garantizando el acceso a los medicamentos de calidad.

“Cuando el Estado se retira, es fundamental que aquellos que consideran al medicamento un bien social y no un bien de mercado, como la UNLP y el hospital público a través de su compromiso de solidaridad sanitaria, trabajen juntos para garantizar el acceso a medicamentos de calidad para todos, especialmente a los más vulnerables”, concluyó el científico de la UNLP.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias