jueves 23 de mayo de 2024 - Edición Nº1996

Universidades Privadas | 1 may 2024

Universidad MAZA

Menstruación y anemia, señales de alarma a tener en cuenta

Desde el área Universidad Saludable de la UMAZA, la Licenciada Brunella Álvarez abordó este tema tan delicado para la salud.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la anemia es un grave problema de salud pública en el mundo que afecta particularmente a los niños pequeños, las mujeres en toda su vida fértil, las embarazadas y las puérperas. Se calcula que la anemia afecta a un 20% de los niños de 6 a 59 meses de edad, un 37% de las embarazadas y un 30% de las mujeres de 15 a 49 años.

Tras las actividades desarrolladas durante el mes de la mujer, repasamos algunos signos de alerta que se pueden presentar en un cuadro de estas características. Para ello conversamos con la licenciada en Obstetricia Brunella Álvarez, del área de Universidad Saludable de la Universidad Maza.

En comparación con los hombres, las mujeres presentan mayor probabilidad de sufrir falta de hierro a causa de la pérdida de sangre que se produce cada mes durante la menstruación. Esta falta de hierro puede provocar anemia. 

Esta es una afección en la que el número de glóbulos rojos o la concentración de hemoglobina que contienen son inferiores a lo normal. La hemoglobina es una proteína necesaria para transportar oxígeno. Cuando una persona tiene muy pocos glóbulos rojos, estos son anómalos o no contienen suficiente hemoglobina, se reduce la capacidad de la sangre para transportar oxígeno a los tejidos del organismo, lo que puede causar síntomas como agotamiento, debilidad, mareos y dificultad para respirar, entre otros. La concentración óptima de hemoglobina que permite satisfacer las necesidades fisiológicas varía según la edad, el sexo, la elevación sobre el nivel del mar, el tabaquismo y el embarazo.

La anemia también puede deberse a otros factores: carencias nutricionales debidas a un régimen alimentario inadecuado o a una absorción insuficiente de nutrientes, infecciones, inflamaciones, enfermedades crónicas, afecciones ginecológicas y obstétricas y trastornos hereditarios de los glóbulos rojos. 

Cuando se manifiesta esta enfermedad, puede producirse un estado de circulación de la sangre acelerado o hiperdinámico para compensar la disminución del aporte de oxígeno a los tejidos. Como consecuencia de esta situación, el trabajo del corazón aumenta, lo que conduce a que su pared muscular (miocardio) se engrose (hipertrofia miocárdica).

¡Atención! Entre otros, estos son algunos signos de alarma

  • Fatiga extrema
  • Debilidad
  • Piel pálida
  • Dolor torácico, latidos cardiacos rápidos o falta de aliento.
  • Dolor de cabeza, mareos o vértigo
  • Manos y pies fríos
  • Uñas quebradizas

Desde el área de Universidad Saludable de la Universidad Maza hacen hincapié en la importancia de los chequeos anuales, la buena alimentación y la realización de actividad física.

En un interesante servicio ofrecido por la casa de estudios a su comunidad de estudiantes, docentes y empleados, los interesados en obtener más información pueden acercarse al área mencionada para ser atendidos por profesionales de la salud.


Entre los servicios que se ofrecen se encuentra:

ASESORAMIENTO EN SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA:

Lic. en Obstetricia, Brunella Álvarez

Martes de 14 a 18h (atención presencial o telefónica)

Turnos: www.universidadsaludable.umaza.edu.ar/turnos.php

Consultas: [email protected] / 4056200 int. 277

Ubicación: Oficinas 118 y 119, primer piso.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias