martes 18 de junio de 2024 - Edición Nº2022

Entrevistas | 15 ago 2023

Universidad Católica Argentina

Miguel Ángel Schiavone: “UCA no fue ni quiere ser una universidad de élite"

En diálogo con Universidades Hoy, el rector de la Universidad Católica Argentina se refirió acerca de su visión sobre el alumnado de en una sociedad que busca pensadores críticos y no discípulos de lo que ya se ha escrito.


La nueva camada de estudiantes universitarios ingresa a las casas de estudio del país no para incorporar saberes de manera impasible, sino para cuestionar lo aprendido y dialogar junto al docente un nuevo marco teórico que no se encuentra en los libros ni en la internet. Así lo expresó el rector de la Universidad Católica Argentina Miguel Ángel Schiavone que, tras finalizar cinco años de rectorado en la casa de estudios, ha renovado su cargo institucional por media década más. 

Este alumno partícipe es el que Schiavone junto a UCA busca potenciar de cara a una sociedad “volátil, que demanda otro tipo de formación por fuera de lo tradicional” dijo. Para el rector, el recurso humano que las sociedades necesitan requiere neoprofesores y neoalumnos atentos a las nuevas formas de aprendizaje y transmisión de conocimientos. 

La Universidad Católica actualmente acumula un total de 18.000 alumnos entre sus cuatro sedes ubicadas en Rosario, Mendoza, Paraná y Buenos Aires . Incluso, para el año 2023 incrementó su matrícula en un 10% con casi 4.600 alumnos nuevos este año. Estos datos son el resultado de la incorporación de nuevas disciplinas académicas y una visión del aparato docente y estudiantil con un valor distintivo y nutridos para el bien. En palabras de Schiavone: “No buscamos solamente un CEO de empresa, buscamos un ser humano experto en humanidad”. 

El rector de UCA apuesta a una nueva generación de profesionales

En los cinco años de gestión académica, Schiavone se enfrentó a los cambios que la pandemia evidenció de acuerdo a los nuevos modelos de enseñanza. Dice que, hacia 2019, UCA había emprendido una transformación coyuntural en la enseñanza, la gestión y la comunicación institucional; pero que irrumpió y tensionó con aún más rapidez con la situación de pandemia en 2020. 

El neoalumno, dijo, “es un alumno mucho más informado que llega al aula para debatir y discutir lo que él ya leyó en los distintos medios de comunicación. Y por eso necesitamos de docentes que transmitan aquello que internet no tiene, que es la experiencia en la aplicación de los saberes”. De tal modo que UCA hoy apuesta a un espíritu más crítico y reflexivo en su calidad de estudiantes y posteriores profesionales, posicionando al docente como aquel capaz de transmitir esos valores y saberes además de orientar al alumno desde el conocimiento en la búsqueda de la verdad. 

De tal modo que la Universidad Católica con Schiavone como regente desarrolló una carrera docente implementando estos valores del saber en un total de cuatro materias cuatrimestrales y entornos virtuales de aprendizaje. “Vemos muchos profesionales que incurren o que ingresan a la docencia, pero sin la formación docente adecuada, explicó el rector, y es por eso que Pedagogía Didáctica es la cátedra que busca fortalecer en la labor docente aspectos metodológicos de pedagogía, didáctica, el liderazgo y la motivación. 

Finalmente, filosofía y teología son el último apartado de esta ampliación de la carrera docente que respeta la esencia primordial de UCA frente a elal resto de las instituciones académicas. “Esta carrera docente en las instituciones privadas es innovadora, no hay una carga docente obligatoria y en nuestro caso es obligatoria para alcanzar el título de Profesor Titular” concluyó. 

Para abarcar el amplio espectro de estudiantes, las universidades requieren capacitarse en materia de accesibilidad e incluir a personas con discapacidad. Schiavone explicó que, en sus últimos cinco años como rector, UCA avanzó fuertemente en dicho aspecto y enumeró tres puntos a favor de ello. 

En principio, a nivel edilicio los accesos a las aulas fueron renovados de modo tal que “la accesibilidad a las personas con algún tipo de discapacidad sea garantizada” dijo. En la Facultad de Ciencias Sociales de UCA, se gestionó una maestría en discapacidad y se incluyó una materia optativa interdisciplinaria vinculada a la accesibilidad de las personas discapacitadas. 

“Tratamos de que sea una universidad inclusiva desde todo punto de vista, no queremos ser una universidad de élite y esto abarca no solo las dificultades económicas sino también los distintos grados de discapacidad en las personas” argumentó. En relación a las becas que ofrece UCA, Schiavone contó que actualmente un 30% del alumnado percibe algún tipo de beneficio económico en el cobro de su cuota: desde becas parciales hasta ayudas económicas. 

En una sociedad nadie puede estar bien si hay alguien al lado que tiene algún tipo de dificultad, vaticinó el rector y mencionó la obligación de la institución a servir y ver qué herramientas se pueden proveer hacia nuestra sociedad para transicionar hacia un mundo más justo, equitativo y una sociedad en donde reine el amor al Señor.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias