domingo 03 de julio de 2022 - Edición Nº1306

Entrevistas | 6 jun 2022

Universidad Kennedy

María del Carmen Magariños: “En la educación están las oportunidades”

Lo afirmó la rectora de la Universidad Kennedy, en una entrevista con “Universidades Hoy”, en la cual habló sobre el rol de las mujeres en la institución, cómo se amoldaron las clases durante la pandemia y dio un mensaje para quienes quieran seguir una carrera: “no se desanimen”.


En una entrevista concedida al portal Universidades Hoy, conversamos con la Dra. María del Carmen Magariños, rectora de la Universidad Kennedy, quien durante el reportaje habló sobre el rol de las mujeres en la institución, cómo se amoldaron las clases durante la pandemia y los desafios a futuro que tiene la institución universitaria en sus diferentes sedes. 

-Las mujeres estamos conquistando nuevos espacios y quería saber ¿cómo le fue y cómo le va usted teniendo un cargo de gran responsabilidad en la Universidad Kennedy?

Bueno primero lo que debo reconocer en honor a mi antecesora es que concretamente en la Universidad Kennedy, la mujer accedió al cargo de rector muy tempranamente. Mi antecesora fue la doctora María Elisa Herren, estuvo varios períodos como rectora de la Universidad y conformó a las primeras mujeres rectoras en un mundo muy masculino. Por suerte tengo que reconocer que la institución le otorga a la mujer un papel no diferente en términos de que no le da un cupo, sino que se valora especialmente las capacidades de las personas para acceder a los cargos. 

Hoy me encuentro acompañada por dos vicerrectoras mujeres, es decir, el rectorado en su totalidad es femenino. Por otra parte, en el Consejo Superior, en las facultades también tengo mayoría de mujeres. No fue buscado, sino que simplemente fue haber encontrado a las personas que cumplían las expectativas que tenían los planes de desarrollo para las unidades académicas en línea con lo que la institución buscaba y coincidentemente hoy tenemos una mayoría femenina.

-Como rectora, ¿qué perspectivas académicas tiene para esta mitad que queda del 2022?

Esta segunda mitad del 2022 representa para nosotros un gran desafío. Estamos justo en el intermedio de una institución que ha recuperado la presencialidad para algunas de sus carreras presenciales, que ha recuperado el trabajo en espacios propios de la universidad después de dos años de absoluto o prácticamente distanciamiento, y en este recuperar estamos reconfigurándonos todos los actores de la comunidad educativa.

Estamos aprendiendo a intercalar en algunas áreas actividades remotas con actividades presenciales, estamos ejerciendo la necesidad de una reconexión después de dos años de trabajo aislado, esto en términos de institución, que es muy importante porque estamos revisando procesos y porque en alguna medida la pandemia nos ha permitido acelerar algunas metas que tenemos. Por ejemplo, yo me comprometí con reconvertir a la institución en cada vez más digital: estamos prácticamente en la última instancia para la emisión de un diploma digital y estamos muy avanzados en toda la gestión de los procesos en forma digital. Esto tiene mucho que ver con facilitarle a nuestros estudiantes el no tener que concurrir en un día y un horario a realizar un trámite presencial, pero también tiene que ver con el compromiso que la institución tiene con reducir el uso de papel, reducir el consumo de tintas de impresión etcétera, aggiornados con los objetivos de desarrollo sostenible; esto en cuanto institución.

En cuanto a las ofertas educativas, estamos ensayando (y yo digo ensayando porque necesitamos hacer las indagaciones que acompañan a esto) la utilización de modelos híbridos para las carreras que son presenciales, es decir, dar la posibilidad a nuestros estudiantes que algunos días no concurran a la universidad y que puedan tener sus actividades sincrónicamente, de manera remota. Para buscar si el modelo realmente en esta prueba funciona, encontrar una programación que beneficie a los estudiantes. Queda claro que los estudiantes invierten mucho tiempo trasladándose a la universidad a cursar. Hay muchas actividades educativas que podemos hacer remotamente, que podemos sostener en esta sincronía de espacio videoconferencia-docente-aula y por lo tanto necesitamos avanzar en esto.

-Justamente en un momento hablaba de la pandemia, ¿cómo se amoldó la Universidad a ese cambio?

Por suerte tuvimos los medios y una rápida capacidad de respuesta. Lo primero fue muy manual. Contamos con una plataforma que en este caso no es Moodle, es Canvas. Teníamos una dinámica de carreras virtuales ya en marcha, carreras presenciales que usaban la plataforma virtual como apoyatura la presencialidad, así que de alguna manera la base ya estaba. Lo que hubo que hacer, muy manualmente primero, fue generar para aquellas asignaturas de aquellas carreras que todavía no tenían apoyaturas. A medida que avanzamos con este proyecto, rápidamente se solucionó.

Por un lado, generamos en dos días las aulas que nos faltaban, hicimos un montón de tutoriales para los docentes para que se sintieran acompañados como primera emergencia y luego identificamos dos docentes que se encargaron de hacer el soporte tecnológico a docentes presenciales con aulas de experimentación, donde los docentes se sentían acompañados y podían hacer algunas pruebas dentro de un espacio que no significara necesariamente el aula. Desde el rectorado yo acompañé a mis autoridades académicas con una normativa para que se sintieran más seguros que condiciones darles a los alumnos como considerar los cortes de conectividad de Internet en instancias tan críticas como los exámenes.

Así fuimos adquiriendo conocimiento fuimos obteniendo buenas prácticas, realizamos en los dos semestres durante los dos años encuestas tanto a los estudiantes como a los docentes para ver cómo veían la virtualidad en sus carreras. En este sentido, es y fue sumamente rico seguir el proceso. Puedo identificar claramente unidades académicas que en el primer semestre del 2020 no veían como una opción la virtualidad y manifestaban sus temores y su incertidumbre de cómo llevar adelante exámenes finales en julio mediante virtualidad, aunque fuera sincrónica.

Sin embargo, estos mismos docentes, un año después ponderaban muy enfáticamente la virtualidad y reclamaban que carreras presenciales del artículo 43, acreditadas como presenciales, tuvieran instancias de virtualidad. Así que en realidad el proceso de la pandemia, con todo lo negativo, por otro lado, a las instituciones y a la educación le ha dado una oportunidad de conocer más íntimamente herramientas que nos daban la virtualidad y quizás uno pensaba que no permitían una enseñanza y aprendizaje de calidad equivalente, y hoy estamos en condiciones de decir que eso era falso.

- Por último, ¿qué mensaje les daría a los universitarios que leen Universidades Hoy?

El mensaje que le daría es que no se desanimen. En la educación están las oportunidades: las oportunidades para mejor empleabilidad y las oportunidades para que todos construyamos una sociedad mejor y más justa. Debemos apuntar a la educación superior, y cada estudiante universitario va a encontrar en qué medida esta formación, en la educación superior, es suficiente para cada uno de ellos. Es decir, seguramente algún estudiante encontrará que debe concluir una carrera de grado, alguno encontrará que una carrera de Tecnicatura Universitaria le es suficiente para lo que quiere o lo que necesita realizar y otro a lo mejor un trayecto y nosotros deberemos como instituciones de educación superior reconocer todos los trayectos, las carreras intermedias, las carreras de pregrado y las carreras de grado.

La universidad está abierta y no hay una edad y un único momento para estudiar una carrera, no hay que abandonar los proyectos. Eso es lo que yo les diría.

Entrevista: Fiamma Yanis | Universidades Hoy

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias