lunes 08 de agosto de 2022 - Edición Nº1342

CyT | 19 abr 2022

Ciencia

El Ministerio de Ciencia lanzó el “Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis”

La iniciativa financiará propuestas que contribuyan a través de la investigación, el desarrollo y la innovación, a la construcción y aplicación de políticas públicas relacionadas con el cannabis medicinal.


El Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus participó ayer de la presentación del “Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis”, convocatoria que ofrecerá $250 millones en financiamiento a proyectos en investigación y desarrollo en cannabis, el cáñamo y sus derivados para uso medicinal, terapéutico y paliativo, sus usos clínicos y/o industriales, y los aspectos sociales y culturales asociados.

El evento se realizó en el Centro Cultural de la Ciencia (C3) y contó con dos paneles, uno dedicado a la presentación del programa –a cargo del Ministro de Ciencia; el Subsecretario de Coordinación Institucional, Pablo Nuñez; la Presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Ana Franchi; y la investigadora del CONICET Silvia Kochen– y otro dedicado a expertas y expertos en la temática, conformado por las diputadas Mara Brawer y Carolina Gaillard; la abogada Lucía Cámpora; y representantes de ONGs y de la sociedad civil.

En la ocasión, el Ministro Filmus agradeció el trayecto que tanto el CONICET como las y los legisladores realizaron en la materia y manifestó: “Es un movimiento social el que puso este tema en agenda, y es el Estado el que tiene que llevarlo al alcance de todas y todos. La ciencia es la que legitima, sin ciencia no hay más que un debate desde el sentido común. Lo que viene a dar la ciencia son los argumentos científicos para poder legitimar estas demandas”.

Asimismo, aseguró que existen “cuatro elementos que consideramos fundamentales cada vez que pensamos en la inversión en ciencia y tecnología. En primer lugar, el resolver los problemas de la gente; en segundo lugar, resolver los temas del aparato productivo, porque se genera producción, trabajo y permite tener un país con mayor crecimiento y desarrollo. En tercer lugar, es muy importante generar federalismo en serio en la Argentina. Este es un tema económico pero también científico, que nos permitirá trabajar e investigar al mismo tiempo en distintos lugares. Y el cuarto elemento es la soberanía, la autonomía en la toma de decisiones contra los poderes establecidos”. Y finalizó: “Vamos a seguir trabajando y poner todo el esfuerzo para responder a estas demandas”.

La presidenta del CONICET, Ana Franchi celebró el Programa y todo el trabajo realizado para llegar a una ley perfectible. Respecto a su demora, detalló que "había prejuicios e ignorancia, no es que no había evidencia científica". Y, en esta línea, destacó el rol del Estado y la importancia de poder seguir avanzando en la temática y su acceso para todos y todas: "Es un derecho humano poder acceder a una terapéutica. Y además representa una oportunidad para la industria con nuevas fuentes de trabajo".

A su turno, Pablo Nuñez afirmó: “Este Programa surge de una demanda concreta de la sociedad civil, que viene trabajando hace mucho en esta temática. El Ministerio tiene entre sus objetivos dar respuesta a estas demandas, promoviendo el impacto local, provincial y nacional, de carácter federal, que permita, a su vez, generar nuevas oportunidades de empleo”.

Por último, Silvia Kochen, Coordinadora de la Red de Cannabis Medicinal (RACME) del CONICET, remarcó la importancia del Programa e hizo hincapié en el apoyo de la gestión actual del CONICET para la conformación de la RACME. “Esta convocatoria responde a un pedido de financiamiento de la RACME. Esta construcción del conocimiento nos interpela y nos une para trabajar en un objetivo en común”.

El panel de expertas y expertos estuvo integrado por Darío Andrínolo, Investigador Independiente del CONICET (CCT La Plata); Carla Arizio, Investigadora del Instituto de Recursos Biológicos del INTA y responsable titular ante el Consejo Consultivo Honorario (CCH) de la Ley 27350; Daniel Sorlino, Ingeniero Agrónomo, especialista en cultivos industriales, integrante de GET-FAUBA; Valeria Salech, fundadora de la ONG Mamá Cultiva; Gabriela Calzolari, bióloga y fundadora de la Asociación Civil Ciencia Sativa; Marcelo Morante, Coordinador del Programa Nacional de los usos medicinales del Cannabis, del Ministerio de Salud de la Nación; y Sergio Romano, Gerente de Vinculación Tecnológica del CONICET.

Acerca del Programa

El “Programa de Investigación y Desarrollo en Cannabis” posee modalidad de ventanilla permanente. Su objetivo es promover proyectos de investigación y desarrollo (I+D) destinados a generar conocimientos y avances en torno a las propiedades de la planta de cannabis y sus derivados, sus usos clínicos y/o industriales, y los aspectos sociales y culturales asociados. De esta manera, se busca fortalecer e impulsar la creación de capacidades en el sistema científico y tecnológico que contribuyan al desarrollo e implementación de políticas públicas por parte de los gobiernos provinciales y municipales en la temática.

Los tipos de proyectos a financiar son:

A) Proyectos de investigación orientados:

Admite propuestas para la generación de conocimiento científico relacionado con los usos terapéuticos del cannabis y sus derivados, que redunden en mejores oportunidades para el desarrollo de esta disciplina a nivel nacional, provincial y municipal, y que contribuyan a la resolución de problemáticas, a partir de la innovación tecnológica, en un sentido amplio. Los proyectos podrán ser presentados por las instituciones del sistema científico y tecnológico que integren el Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología (CICyT). Los proyectos no podrán superar los $10 millones.

B) Proyectos asociativos entre el sistema científico y gobiernos nacionales, provinciales, municipios, organizaciones y ONGs:

Admite propuestas que vinculen a los organismos de referencia con el sistema científico en proyectos de investigación y desarrollo (I+D) que apoyen a instituciones públicas —en todos sus niveles—, organizaciones de la sociedad civil y ONGs, en la búsqueda de soluciones que requieran del conocimiento científico o el desarrollo tecnológico para su resolución. De este modo, se espera que impulsen el desarrollo local, regional y nacional en torno a la industria del cannabis y sus derivados. Los proyectos podrán ser presentados por, al menos, una institución con presencia en el Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología (CICyT) en asociación con gobiernos locales, provinciales o municipales, empresas nacionales con participación estatal mayoritaria, empresas del Estado, ONGs, y organizaciones de la sociedad civil. Se financiará hasta el 70% del monto total del proyecto. El monto máximo no podrá superar los $10 millones.

En ambas modalidades, los presupuestos deben ser estrictamente justificados en el plan de trabajo, en función de los requerimientos de la propuesta y ser fundamentados de acuerdo con las actividades a desarrollar. Por lo tanto, se solicita que los gastos y los fondos requeridos estén rigurosamente planificados.

Las consultas se efectúan por correo electrónico a: [email protected]

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias