jueves 24 de junio de 2021 - Edición Nº932

Entrevistas | 4 jun 2021

Universidad Nacional de Tierra del Fuego

Daniel Fernández: “Queremos construir una universidad inclusiva y de calidad”

Lo afirmó el nuevo rector de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego en una entrevista exclusiva con Universidades Hoy, en la cual también hizo mención sobre cómo se desarrolló el proceso electoral y los desafíos que tiene para su gestión.


En una entrevista concedida al portal Universidades Hoy, conversamos con el Dr. Daniel Fernández, rector de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego quien junto a su compañera de fórmula, la Dra. Diana Viñoles, el pasado 26 de mayo asumieron la conducción del Rectorado y Vicerrectorado de la Casa de Altos Estudios fueguina, por el periodo 2021-2025. Durante el reportaje el nuevo rector de la UNTDF, también hizo mención sobre cómo se desarrolló el proceso electoral y los desafíos que tiene para su gestión.

El Dr. Daniel Fernández es Biólogo y doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Buenos Aires (UBA). Desarrolló un Postdoctorado en el  laboratorio de Desarrollo celular y genética molecular de la Universidad Wesleyan, Middletown -Estados Unidos- y cuenta  con otro posdoctorado llevado a cabo en el laboratorio de Estudio de la musculatura de peces, Gatty Marine Laboratory, Universidad de St. Andrews de Escocia.

¿Cómo se llevó a cabo la asunción y de qué forma lo recibió la comunidad universitaria de la UNTDF?

Fue de forma virtual, lo que hace que se pierda un poco la proximidad con las otras personas, y este caso no fue la excepción ya que la asamblea universitaria y la asunción se llevó a cabo de manera virtual en una semana donde también hubo muchas restricciones sanitarias por la pandemia.  

Esta semana pudimos volver a una situación con un poco más de aperturas, en donde solo asisten a la universidad los trabajadores esenciales, pero las comunicaciones y reuniones continúan siendo más por mails, mensajes y reuniones virtuales. 

En ese sentido, creo que es un poco diferente a lo que suele suceder cuando las autoridades universitarias comienzan su mandato pero esta situación que atravesamos no implica que empecemos a interactuar y conversar con toda la comunidad universitaria.

Han sido días muy activos, donde pudimos interiorizarnos de algunos detalles de la gestión y hemos empezado a poner al equipo de trabajo en funcionamiento. 

Antes de asumir, ¿En qué área de la universidad te desempeñaste hasta el momento que decidiste postularte como rector?

Además de ser docente e investigador del CONICET, dirigía uno de los cuatro institutos que tiene la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, que está organizada en institutos y no en facultades. En mi caso, desde diciembre del 2015 estuve a cargo del instituto de Ciencias Polares, Ambiente y Recursos Naturales de la UNTDF, antes de presentarme como candidato al rectorado.

¿Cómo fue el proceso para tomar la decisión de postularte como rector?

La verdad que fue una cuestión colectiva porque veíamos que se podía cambiar un poco la forma de cómo se estaba administrando la universidad a través de un proyecto político-universitario más claro, con una gestión más transparente y potenciando las funciones principales de la universidad en cuanto a la formación académica, la investigación, la extensión y vinculación con el territorio a partir del trabajo con una mirada interdisciplinaria para tratar de resolver los problemas complejos que hay en Tierra del Fuego, como así también tenía la idea de poder aportar en las temáticas que se relacionan con la Antártida y el Atlántico Sur.

Creíamos que podíamos ser una alternativa superadora para la administración de la UNTDF, para pensar y construir una universidad inclusiva y de calidad, por lo cual empezamos a organizarnos armando desde cero un espacio nuevo con mucha participación de integrantes de todos los claustros y sedes de la universidad, y finalmente logramos acceder al rectorado.

En tu acto de asunción afirmaste que se comprometen a gestionar de manera transparente hacia afuera y adentro de la universidad, sin discriminar por ideologías o grupos de pertenencias. ¿Cuál era la situación antes de asumir?

Primero fue una elección que duró un año y medio, porque los comicios se tenían que llevar a cabo en noviembre de 2019, pero hubo impugnaciones de listas y una medida cautelar que pospuso las elecciones hasta abril de 2020, pero dos semanas antes de la elecciones llegó la pandemia y esa situación postergó otra vez las elecciones hasta mayo del 2021.

Imaginate el ambiente de una campaña electoral con dos grupos en pugna por llevar adelante un proyecto universitario con sus diferencias y similitudes. Pero esas diferencias tensionaron mucho a la universidad por lo que tenemos que llevar un proceso para volver a confiar entre los grupos que quizás estaban opuestos en esta idea de llevar adelante la administración de la universidad. 

Nosotros vamos a gestionar para todos y no solo para un espacio universitario, por eso planteamos cuatro herramientas principales de gestión que son un presupuesto por programas, proyectos y objetivos con índices para ver cómo lo vamos a llevar adelante durante el año; un plan estratégico que está escrito en un papel que queremos llevar adelante; un plan de gestión de los edificios y de la compra de equipamiento que hoy no existe; como así también un plan de gestión que desarrollamos desde nuestro espacio que plantea 250 acciones de corto, medio y largo plazo que tenemos que validar y contrastar con las distintas áreas de la universidad y también incluir a la gente que estaba en el otro espacio durante la contienda electorales. 

De todas estas acciones que tienen que llevar adelante en la nueva gestión, ¿Cuáles son las prioridades para los próximos meses?

Desde que asumimos estamos hablando con todas las áreas de la universidad, porque a pesar de venir con mucho entusiasmo e ideas para poner en marcha también es importante escuchar para saber qué piensan los docentes, los trabajadores no docentes, los estudiantes y los graduados, para compatibilizar los proyectos que tenemos con las sensaciones que hay en las distintas áreas. 

Por otro lado, tenemos una situación compleja con el presupuesto porque estamos gastando mucho más de lo que tenemos en cada mes, por lo que el presupuesto va a ser un problema de acá a fin de año y tiene que reformularse para poder pensar de otra manera el presupuesto 2022, de una forma más participativa y transparente, con programas y objetivos que hay que llevar adelante que nos permita ver durante el año como vas cumpliendo con esas cuestiones, y eso es transparencia para mi.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias