lunes 01 de marzo de 2021 - Edición Nº817

Universidades Públicas | 23 feb 2021

Universidad Nacional de Lanús

La UNLa avanza la construcción de aulas al aire libre

Esas aulas al aire libre estarán situadas en plazas que posee actualmente el predio de la Universidad Nacional de Lanús, más otras que se construirán próximamente. En varias, ya se emplazaron bancos hechos con durmientes de quebracho del ferrocarril con bases hormigón, fabricados en la UNLa. 


La UNLa avanza la construcción de aulas al aire libre

Ágoras. Con ese nombre que designaba en la Antigua Grecia a las plazas de las ciudades-estado donde se solían congregar los ciudadanos para tratar diversos temas de la vida pública, la rectora de UNLa, Ana Jaramillo, nominó a las aulas al aire libre que la institución está construyendo en su campus académico, en Remedios de Escalada, para cuando las autoridades nacionales y provinciales determinen el regreso de clases presenciales. Participan de la iniciativa docentes, trabajadores no docentes, autoridades y graduados y estudiantes voluntarios. 

Esas aulas al aire libre estarán situadas en plazas que posee actualmente el predio de la Universidad Nacional de Lanús (de “Nuestra América”, “de la Democracia”, “de los Derechos Humanos”, “de la Paz”), más otras que se construirán próximamente (“de la Justicia social” y “del 10”). En varias, ya se emplazaron bancos hechos con durmientes de quebracho del ferrocarril con bases hormigón, fabricados en la UNLa. 

“En pandemia, como estamos ahora en el mundo entero, es necesario tener resiliencia, y por eso en la UNLa estamos haciendo aulas al aire libre, con durmientes sobre bases de hormigón para aguantar, resistir y ser resilientes los docentes y los casi ocho mil que anhelan ingresar a la universidad además de los casi 35.000 que ya están cursando”. 

Esos espacios, a su vez, serán complementados con otras aulas al aire libre que se formarán a lo largo de las amplias galerías exteriores techadas que posee la mayoría de los edificios de la Universidad. En este caso, se utilizará el mobiliario existente en las aulas que están dentro de esos edificios.

Un proceso de construcción colectivo. 

Desde hace un mes, se involucraron distintos actores de la comunidad universitaria en el proceso de construcción de los bancos para las aulas. 

Cada banco tiene dos metros de ancho y estará habilitado para dos alumnos, lo que permitirá preservar la distancia social establecida por las normativas sanitarias. De hecho, cada uno a su vez está marcado con cintas indicativas para el distanciamiento. 

Los trabajos son coordinados por el Área de Patrimonio Histórico de la UNLa. Y justamente el espíritu de rescatar el pasado ferroviario del predio de la Universidad sigue presente: parte de los durmientes de quebracho utilizados para elaborar los bancos estaban en el campus de la Universidad y otros fueron donados por Trenes Argentinos. 

Cada uno fue lavado, pulido y cortado por integrantes de la comunidad universitaria de la UNLa. Previamente se habían realizado matrices de madera para fabricar las bases de hormigón.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias