lunes 08 de agosto de 2022 - Edición Nº1342

Universidades Públicas | 2 jun 2022

Universidad Nacional de La Plata

Martín López Armengol asumió la presidencia de la UNLP

Conducirá la gestión de la Universidad Nacional de La Plata durante el período 2022-2026. El Consejo Superior aprobó por unanimidad la conformación de su nuevo gabinete.


En na emotiva ceremonia, acompañado por todos los funcionarios de su gabinete, Martín López Armengol asumió formalmente la presidencia de la Universidad Nacional de La Plata para el período de gestión 2022-2026. Previamente, en sesión extraordinaria, el Consejo Superior aprobó por unanimidad el nuevo gabinete que lo acompañará durante 4 años.

El licenciado López Armengol fue electo el pasado 7 de mayo por la Asamblea Universitaria con el voto favorable de 262 asambleístas de los 270 que componen el cuerpo. Obtuvo así el apoyo del 97 % de los claustros de docentes, graduados, estudiantes y no docentes para dar continuidad a un modelo de gestión que se define en la defensa de la educación pública, inclusiva, de calidad y con fuerte compromiso social.

En el acto de asunción que se realizó en el emblemático patio del Rectorado, lo acompañaron en el estrado los ministros de Educación y Economía de la Nación, Jaime Perczyk y Martín Guzmán y los flamantes vicepresidentes de la UNLP, Fernando Tauber y Andrea Varela. También participó de la ceremonia el intendente municipal de La Plata, Julio Garro, miembros del CONICET, del CIN, rectores de distintas universidades nacionales, decanos, docentes, Nodocentes y representantes gremiales.

Con un discurso cargado de definiciones sobre los lineamientos que marcarán el rumbo de los próximos cuatro años de gestión, el flamante titular de la UNLP expresó: “desde su fundación en 1905, nuestra Universidad Nacional de La Plata, se consolidó como una institución de referencia, teniendo desde sus inicios el foco puesto en la satisfacción de las necesidades de todos los estratos sociales, propendiendo de esta manera a la prosperidad general”.

“Este designio fundacional, hoy se redefine sobre la base de un acuerdo social que nos presenta y nos legitima como una Universidad que tiene en la excelencia y en el compromiso social sus principales valores organizacionales”, remarcó Armengol.

Martín López Armengol asumió la presidencia de la UNLP

“Actualmente, el ecosistema UNLP cobija a más de 200.000 personas. Durante el año lectivo que acaba de finalizar se han graduado 7800 profesionales en el grado y un número cada vez más significativo en todas las actividades de posgrado, oficios y enseñanza de los niveles obligatorios”.

“Los procesos de investigación científica, tecnológica y artística se desarrollan en aproximadamente 750 proyectos anuales, por parte de más de 7000 integrantes, en 201 Unidades formales de producción de conocimiento, a las que debemos sumar cátedras, departamentos, equipos inter y multidisciplinarios, centros sociales y comunitarios y medios de comunicación y producción”, señaló el flamante presidente.

“El entramado con instituciones y organizaciones sociales, comunitarias y del sistema productivo, está compuesto por más de 500 vínculos formales y concretos. Somos responsables de haber duplicado en metros cuadrados la infraestructura edilicia y de vías de circulación y comunicación de nuestra Universidad. Todos los que hoy estamos acá fuimos testigos y protagonistas de un proceso de crecimiento inédito en la historia de esta casa de estudios”.

Con hechos concretos, consolidamos en los últimos años un modelo de universidad productiva y de excelencia, con fuerte compromiso social y atenta a las demandas de los sectores más postergados”, sentenció Armengol.

Y agregó: “con la firme convicción de que la Universidad debe comprometerse con la planificación y ejecución de políticas públicas, estamos haciendo realidad proyectos productivos de vanguardia en materia de Alimentos, Medicamentos, Viviendas sociales, Vacunas, Baterías de Litio, y de todas aquellas actividades y que requieren un intensivo aporte del conocimiento humano y que pueden ser transferidos a todos los sectores productivos y de servicios”.

“Desde nuestras políticas académicas, reafirmamos el compromiso de seguir trabajando de manera continua sobre el ingreso, la trayectoria y el egreso de nuestros alumnos de pregrado, grado y postgrado, logrando que quienes nos eligen tengan un rendimiento académico que les permita no solo recibirse, sino también disminuir el tiempo real de duración de su carrera”.

En esta línea manifestó “resaltamos la importancia que tiene continuar con la capacitación y actualización permanente de docentes y Nodocentes en todos aquellos aspectos académicos, pedagógicos y didácticos”.

“Seguirá siendo un eje estratégico el fortalecimiento de la educación formal alternativa en oficios, prácticas y saberes de las profesiones y los trabajos, tomando como insumo la vinculación efectiva con nuestros graduados, las áreas de vacancia de la región, las actualizaciones formativas y las nuevas especificaciones y posibilidades técnicas y profesionales”.

El presidente de la UNLP enfatizó “en un país con acuciantes problemas económicos y sociales, fundamentalmente para los sectores jóvenes, nuestro sistema de becas nos posibilita reforzar los servicios de provisión alimentaria, tecnológica, alojamiento, comunicación y movilidad, para que no haya un solo estudiante que deba resignarse a abandonar las aulas y sus sueños por no disponer de recursos”.

“Seguiremos apoyando a nuestro Consejo Social, a los Centros Comunitarios Barriales, a la curricularización de la extensión y a todas nuestras políticas sociales, que incluyen proyectos productivos tendientes a solucionar los problemas más acuciantes y más urgentes de nuestra gente”.

En otro orden consideró que “resulta indispensable para esto seguir apoyando a nuestros investigadores, tecnólogos y artistas, creando instrumentos para su fortalecimiento y promoción, y generando acciones que le den mayor previsibilidad a su carrera, entendiendo que el apuntalamiento y el salto de calidad de nuestro país requiere de un indispensable y sostenible desarrollo científico, tecnológico y artístico”.

Armengol destacó la “jerarquización del área de DDHH revaloriza la continuidad del trabajo permanente en las políticas de Memoria, Verdad, Justicia y Reparación así como también en la ampliación de derechos, en el cuidado y la protección de nuestro ambiente, en el respeto a la diversidad cultural, a la identidad de género y a su paridad en nuestros espacios, a las libertades fundamentales y a la construcción ciudadana y democrática”.

“Finalmente, tenemos la convicción de que todos estos objetivos sólo pueden lograrse con un modelo de administración transparente, eficiente y eficaz, que asegure una gestión socialmente responsable de los recursos económicos, humanos, edilicios y de equipamiento, asegurando de esta manera la enseñanza inclusiva y de calidad, la investigación comprometida y la extensión solidaria, entre las funciones tradicionales”.

“Seguiremos avanzando en políticas públicas de transparencia, manifestado en los procesos de digitalización, despapelización e integración de sistemas de información administrativos, de recursos bibliográficos y repositorios y de nuestro archivo y patrimonio histórico propendiendo a una gestión integral y eficiente de nuestros recursos organizacionales”, concluyó el nuevo presidente de la Universidad Nacional de La Plata.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias