jueves 26 de mayo de 2022 - Edición Nº1268

Universidades Públicas | 17 ene 2022

Universidad Nacional de La Matanza

Un estudiante de Ingeniería en Informática de la UNLaM viajará a EEUU para potenciar su formación

Se trata de Tomás Sánchez Grigioni, quien obtuvo una de las 60 becas Friends of Fulbright otorgadas a nivel nacional por la Comisión Fulbright.


Un sueño hecho realidad. Así puede definirse el viaje a Estados Unidos del alumno de Ingeniería en Informática de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), Tomás Sánchez Grigioni, quien obtuvo una de las 60 becas Friends of Fulbright otorgadas a nivel nacional por la Comisión Fulbright. Una experiencia única para este joven de 23 años, que viajará este domingo para cursar clases y seminarios en la University of New Mexico, en un programa de inmersión cultural que incluye la oportunidad de realizar actividades y voluntariado.

Con la ansiedad puesta en los preparativos del viaje y sus ganas por aterrizar en tierras norteamericanas, para Sánchez Grigioni la obtención de la beca resulta “una mezcla de felicidad y nerviosismo, en lo que será una maravillosa experiencia”.

En cuanto a la preparación y la aplicación a la beca, Tomás debió dedicar horas de esfuerzo y preparación para cumplir con este anhelo que venía buscando hace tres años. “La parte más difícil fue la preparación de un ensayo en inglés explicando cómo la beca me ayudaría a lograr mis objetivos, pero con tiempo y dedicación logré superar esa parte”, destacó el universitario, al tiempo que agradeció al cuerpo docente y al Instituto de Cooperación Internacional de la UNLaM por cada consejo y colaboración para poder cumplir esta meta.

Una experiencia internacional que, sin dudas, será, a futuro, “un gran antecedente para aplicar a becas de posgrado”. De todos modos, subrayó: “Lo más relevante va a ser el intercambio cultural, ya que voy a estar interactuando con personas de otras culturas y disciplinas, y ampliar mi manera de percibir el mundo”.

En sus más de cinco años de carrera universitaria, Sánchez Grigioni apuntó que recibió de la UNLaM “una muy buena formación y las herramientas” para su desempeño profesional. Según puntualizó, el proceso formativo en la Universidad le permitió desarrollar un pensamiento crítico, valorar el trabajo en equipo y el compañerismo.

Tras el viaje, que le demandará casi dos meses, el oriundo de Ituzaingó avizora un futuro laboral en alguna empresa para ganar experiencia y, además, postularse a otra beca de posgrado.

Tomás Sánchez Grigioni es el becario número 31 de la UNLaM en el marco del programa Friends of Fulbright. Esta Casa viene impulsando la participación de sus estudiantes en el programa desde su primera edición en Argentina, en 2016.

Por eso, y antes de subirse al avión en Ezeiza, el flamante becario animó a sus compañeros a presentarse “todas las veces que tengan oportunidad” a becas como estas porque “los intercambios culturales resultan muy enriquecedores y siempre son excelentes antecedentes para buscar trabajo u otras becas”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias