martes 25 de enero de 2022 - Edición Nº1147

Universidades Públicas | 4 ene 2022

Universidad Nacional de Moreno

La UNM trabajará junto a una cooperativa para aumentar su productividad

La Universidad Nacional de Moreno desarrollará un componente electrónico para actualizar maquinaria que la Cooperativa de Trabajo Reciclando Sueños Limitada utiliza en la fabricación de bolsas de polietileno. Esto permitirá multiplicar la producción.


El pasado miércoles 22 de diciembre, la Universidad Nacional de Moreno (UNM) firmó un contrato de financiamiento con la Subsecretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires, en el marco del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. El acuerdo fue suscrito entre el Vicerrector de la UNM Alejandro Robba y el Subsecretario Federico Agüero.

A partir de este convenio, la UNM desarrollará un componente electrónico para actualizar maquinaria que la Cooperativa de Trabajo Reciclando Sueños Limitada utiliza en la fabricación de bolsas de polietileno. Esto permitirá multiplicar la producción de la cooperativa, a partir de la automatización de un procedimiento que actualmente realizan de forma manual. Este proyecto surge en el marco de la "Convocatoria Transformación Digital Bonaerense”, al que la carrera de Ingeniería en Electrónica se presentó con el apoyo de la Secretaría de Investigación y Vinculación Tecnológica de la Universidad.

Marcelo Loto, Presidente de la cooperativa, remarcó la importancia de este proyecto: “Nosotros logramos hacer la bobina que usamos para fabricar las bolsas y pudimos modificar el valor del material que vendíamos, lo que nos permite industrializar los materiales que están en la basura, con la visión de que las cooperativas y el sector social al que nosotros representamos debe ser el que industrialice y no solo el que recolecte. Buscamos industrializar nuestro trabajo, utilizar el sector en que caímos por necesidad alguna vez para encontrar algo en la basura como trampolín para dejar de ser hurgadores y separadores para ser transformadores y discutir los mercados con las grandes empresas”.

Federico Agüero sostuvo: “Apostamos mucho a los cualitativo, es decir, que estos proyectos lleguen a concretarse y que tengamos un resultado, puede ser que conseguimos el objetivo tal cual estaba planificado o que lo conseguimos parcialmente, pero teniendo una explicación de en dónde nos equivocamos, para lograr un aprendizaje institucional entre todos los componentes que forman parte del proyecto”. Por último aseguró: “Toda esta articulación es poco frecuente: dos Subsecretarías de un mismo Ministerio, con la Universidad, con la Cooperativa, todos reunidos con un mismo objetivo y las mismas ganas de trabajar”.

“Que uno de los primeros convenios que firmamos sea para impulsar a una cooperativa, una empresa con una forma distinta de organizarse, es algo muy importante. Ayudarlos a que puedan mejorar sus procesos productivos, incrementar la productividad, aumentar el valor agregado de los que están produciendo y obtener beneficios, como generar nuevos puestos de trabajo, aumentar la rentabilidad y sobre todo los ingresos de sus trabajadores, es un desafío casi cumplido”, explicó Mariela Bembi, Subsecretaria de Industria; Pymes y Cooperativas de la provincia de Buenos Aires.

Por su parte, el Vicerrector Alejandro Robba destacó: “Lo importante es escuchar a las cooperativas porque son quienes tienen en claro su necesidad y requerimientos de productividad. Nosotros sabemos y defendemos la idea de que para que el país crezca debe haber industria, desde las más chicas a las más grandes, agregar valor agregado, industrializar. Este acuerdo marca un horizonte y una línea de trabajo a seguir para todos los que estamos hoy acá”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias