jueves 24 de junio de 2021 - Edición Nº932

Universidades Privadas | 16 may 2021

Informe

Según la Universidad de San Andrés la Argentina es el país de Latinoamérica que más clases presenciales tuvo en 2021

Los datos surgen del trabajo realizado por Axel Rivas, director de la Escuela de Educación de la UDESA.


Luego de realizar una investigación y un relevamiento por países, Axel Rivas, el investigador en políticas y sistemas educativos comparados y director de la Escuela de Educación, de la Universidad de San Andrés, determinó que «Argentina es el país que más clases presenciales dictó en lo que va del año, en comparación con el resto de países latinoamericanos». 

clases presenciales

Rivas destacó que los países de la región debieron enfrentar una situación inédita, como lo es la actual pandemia, «desde sus propias fragilidades» y a sabiendas de que «llevará décadas recuperarse de las secuelas que dejará en materia educativa», mencionó el investigador.

Además, aseguró que «todos los países han aplicado políticas reactivas» para sostener el dictado de clases ante el cierre de escuelas. «La gran mayoría de los países, salvo Uruguay, Cuba y Nicaragua, no tuvieron presencialidad (escolar) el año pasado y este año. La Argentina fue el que más la tuvo», aseveró Rivas.

Además destacó que,«cuando los picos de la pandemia llegaron, Uruguay debió cerrar sus escuelas, al igual que Brasil y Chile, mientras que Colombia y Perú tuvieron apertura incipiente pero debieron volver a cerrar las escuelas ante el rebrote de casos».

Conforme a Rivas, tanto Brasil como México «son dos países que históricamente tuvieron que reemplazar la presencialidad por la educación a distancia. El caso del segundo es particular porque allí se dictan clases por televisión en un sistema denominado Telesecundaria, que lleva 60 años».

De acuerdo a datos difundidos por el Ministerio de Educación Nacional, durante el 2020 las escuelas de Latinoamérica cerraron sus puertas y brindaron, en su reemplazo, clases virtuales en promedio 172 días.

Abierto ese indicador por países, Argentina restringió la modalidad presencial 157 jornadas, muy por debajo de Brasil, que registró 267; México, con 228; Ecuador y Colombia, con 223 y 161 respectivamente.

Consecuencias de la falta de clases presenciales en las escuelas 

Desde la perspectiva de Rivas, el efecto que tendrá la pandemia en términos educativos «será devastador y tendrá múltiples dimensiones». 

«Se van a perder muchos aprendizajes y se va profundizar la desigualdad, algo que ya estamos observando», reflexionó y agregó que el impacto «será mayor en matemáticas que en lengua porque la primera depende mucho más de la escuela, mientras que el impacto de la deserción se estima que será muy importante, algunos cálculos hablan del 10 por ciento del alumnado del nivel secundario».

Con todo, en la condición socioemocional de los alumnos residirán las mayores huellas de la pandemia y el cierre de escuelas. 

«El daño en la infancia, generado en este caso por la falta de interacción social y de contactos en la escuela, es una anomalía que genera mucho estrés y ansiedad. Y sabemos que los trastornos psicológicos en la infancia tienen mucho impacto en los aprendizajes y duran toda la vida cuando son muy graves», explicó Rivas.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias