lunes 01 de marzo de 2021 - Edición Nº817

CyT | 15 ene 2021

CONICET

Investigadores del CONICET galardonados por su labor en la comunicación científica

La Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias reconoció a Juan Calvo, Diego Lamas y María Soledad Gori.


Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) recibieron el premio Dr. Eduardo Braun Menéndez a la Comunicación Científica, otorgado cada 2 años por la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias (AAPC). Este concurso reconoce la labor en Comunicación de la Ciencia de personas y/o instituciones que se hayan destacado en el fomento, transmisión de conocimientos y divulgación de las ciencias.

Desde la Asociación, el jurado constituido por el Dr. Diego Golombek, la Dra. Úrsula Molter y el Dr. Alberto Pochettino resolvió que el primer puesto sea compartido por el Dr. Juan C. Calvo y el Dr. Diego Lamas, el segundo lugar para el Dr. Matías Loewi, y el tercero para la Dra. María Soledad Gori.

El trabajo del Dr. Juan Carlos Calvo, investigador principal del CONICET en el Instituto de Biología y Medicina Experimental (CONICET, IBYME), director del laboratorio de Química de Proteoglicanos y Matriz Extracelular, co-director del laboratorio de Células Madre del IBYME y Profesor Titular Plenario en el Departamento de Química Biológica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, se destacó por la actividad realizada en el fomento, transmisión y divulgación de conocimientos. Es autor de libros de divulgación científica destinados al público general, en temas de su especialidad como la endocrinología y la regulación enzimática. También hay que señalar la realización de cursos y conferencias especializadas a diferentes niveles, en los últimos tiempos en forma virtual, incluyendo un canal de you-tube propio.

Dentro del IBYME, el Dr. Calvo, Licenciado y Doctor en Ciencias Químicas, participó de la creación de reuniones de puertas abiertas y a la colaboración con el CONICET en la Feria del Libro, el programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr) del CONICET, la semana de la Ciencia y la Noche de los Museos. Ha realizado numerosas actividades en escuelas, incluyendo charlas y talleres, así como en bibliotecas y espacios culturales como el C3 o Tecnópolis.

La elección del Dr. Diego lamas, investigador principal del CONICET en la Escuela de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de San Martín, se basó en la transmisión de conocimientos y divulgación de la Cristalografía y la estructura atómica a nivel nacional e internacional, entre otros temas. Lamas viajó por las distintas provincias del país llevando el Concurso Nacional de Crecimiento de Cristales para Colegios Secundarios de la Asociación Argentina de Cristalografía y los talleres de capacitación docente en Cristalografía. Tiene una amplia participación en eventos para diversas audiencias: Feria Internacional del Libro, actividades del Programa VocAr Espacio CONICET en Tecnópolis, Ciclo Mineralia en el C3 (2017), Ferias de Ciencias Provinciales y mediante video-conferencias, programas de radio y TV. También realiza tareas de divulgación de temas de cristalografía dirigidos a la industria, en particular la farmacéutica y talleres de capacitación gratuitos en su canal you-tube. Durante el año 2019 participó activamente del año Internacional de la Tabla Periódica a través de charlas de divulgación y formación en todo el país.

El tercer premio se lo llevó la Dra. María Soledad Gori, investigadora asistente del CONICET en el Instituto de Química Biológica de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (IQUIBICEN, CONICET-UBA). El jurado la destacó como una profesional con un brillante futuro tanto en su rol como científica como eficaz comunicadora de los temas que hacen a la actividad de la Ciencia y la Tecnología. La creación de “Ciencia Anti fake news”, la realización de tareas de divulgación a través del colectivo Ciencia Nuestra y la participación en eventos como la Noche de los Museos, en emisiones de Radio y TV y en gráfica, hicieron posible este reconocimiento.

El desafío de comunicar la ciencia

Juan Carlos Calvo enfatizó la importancia de la divulgación científica en términos complejos durante la pandemia “necesarios para entender qué estaba sucediendo, a qué nos enfrentamos y cómo podemos combatir o prevenir la enfermedad, por eso me propuse intentar llegar a estudiantes y docentes de escuelas primarias y secundarias, entendiendo que no todos tendrán oportunidad o deseo de acceder a una carrera de corte científico”.

Sobre la obtención de este premio, recuerda: “Cuando me llegó la noticia que había compartido el primer puesto, me llenó de alegría y fue un cierre de año increíble. Lo que me gustó, además, fue ver entre los cuatro finalistas a la Dra Soledad Gori, otra joven investigadora del CONICET que, con su grupo de anti fake news cumple una función esencial para la sociedad, fundamentalmente en tiempos de desconcierto ante esta pandemia”.

Por su parte, Diego Lamas expresó su emoción al recibir este importante reconocimiento luego de varios años de trabajo intenso. “La interacción con toda la sociedad, en especial con la comunidad educativa en todos sus niveles, es una experiencia de aprendizaje mutuo muy enriquecedora y que muchas veces lleva a despertar vocaciones científicas. En mi caso personal fue un gran divulgador de los ’80, Carl Sagan, quien me llevó a seguir Física, y sigue siendo una inspiración para mí. Estoy muy agradecido al CONICET, en especial al Programa VocAr, por su enorme apoyo a todas las actividades de la Asociación Argentina de Cristalografía, principalmente el Concurso Nacional de Crecimiento de Cristales y las capacitaciones para docentes en todo el país.”

En tanto, Soledad Gori remarcó que comunicar públicamente la ciencia es indispensable tanto para la sociedad como para la comunidad científica en su búsqueda de soberanía científica y tecnológica: “Deseo que muchos más científicos se animen a emprender este camino porque creo que en este tiempo ha quedado más que claro que no hay ciencia si no se la comunica y que el conocimiento no debe ser un privilegio de unos pocos”.

“Después del intenso trabajo autogestivo y voluntario que comencé en los últimos años y que en el 2020 estalló de la mano de Ciencia Anti Fake News, este reconocimiento es una caricia al alma que me impulsa a seguir adelante en este nuevo camino que se suma al académico y que llevo adelante con mucho compromiso social. Sin el laburazo de mis compañeros y compañeras que se subieron a esta locura de proyecto y el apoyo del CONICET presente desde el primer día, no hubiera sido igual. La resiliencia que los científicos argentinos demostramos en el último año es algo que no deja de emocionarme y siempre es digno de comunicar a la sociedad”, concluyó Gori.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias