viernes, 10 de julio de 2020 |Hora: : :

Opinión


Coronavirus y fake news: la pandemia no afecta al periodismo y sí sus malas prácticas

Fecha Publicación: 22/06/2020  10:00 

Nota de opinión de Guillermo López, Director de la Especialización en Periodismo Digital de la Universidad Abierta Interamericana (UAI)
 
 
Por: Guillermo E. López (*)
 
El periodismo, por su peculiar característica, incluyó siempre mucho de teletrabajo o trabajo deslocalizado, fuera de una redacción o estudio de radio y TV. Esto tiene que ver con conocer contextos, fuentes, hacer reportajes y diversas cuestiones propias del periodismo en sí. Pero ante el surgimiento de la pandemia de coronavirus y el posterior confinamiento obligatorio en muchos países, una gran parte de los trabajadores de la comunicación debieron quedarse en sus casas, más allá de un porcentaje de reporteros que salieron a la calle como siempre. ¿Esto representó un cambio en el trabajo del periodista digital?
 
A partir de las tecnologías digitales surgidas hace años, el periodismo sufrió un cambio profundo que tuvo que ver con nuevas rutinas productivas para nuevas plataformas. Esto implica que frente a esto el oyente, el usuario o el lector, consumen de un modo distinto, lo que obliga al rediseño de las condiciones de producción de los medios digitales. Frente a una pandemia única como la que estamos viviendo, apareció una suerte de cara y contracara del periodismo digital.
 
Por un lado, una oportunidad única de virtualizar y poner a prueba todo lo que es las plataformas, dispositivos y la habilidad de los periodistas para el desarrollo del periodismo digital en sí. La contracara es la falta de capacitación de los periodistas con respecto a las rutinas digitales. Vemos que muchos son buenos consumidores y usuarios de redes, pero no son buenos productores de contenidos. Esto es: repiten y hacen lo mismo que podría hacer cualquier persona que le guste estar con los dispositivos digitales e indagar distintas fuentes. El tema de la producción de noticias únicas, de calidad, con profundidad, con consulta de fuentes… es difícil de ver últimamente.
 
El desarrollo de las fake news es un síntoma de esto. Por el vértigo de querer publicar más y más rápido que otro, es muy fácil caer en la desinformación. Hoy, gran parte del periodismo no se ocupa mucho de la veracidad y credibilidad, simplemente se disculpa cuando comete un yerro. Es muy fácil de ver esto en la televisión, cuando vemos una cosa y al rato la contraria, y ni siquiera se disculpan. 
 
El periodismo encuentra en las redes sociales un ámbito más para ir a recabar información, fuentes, entender cuáles son las conversaciones que están circulando y, a partir de ellos, elaborar sus contenidos. Ahora, si el periodista sólo va a consultar las redes sociales, sí está perjudicado por sus propias prácticas de “copiar y pegar”. Las redes pueden ser un gran aliado del periodismo digital cuando se las quiere utilizar de encuesta o a modo de lugar de “caja de resonancia” que permita ver qué temas generan más que otros. 
 
La figura del periodista digital en tiempos de Internet es aún más importante que cuando no estaba. Porque hay una sobre abundancia de información, una redundancia fabulosa, una falta de contexto porque se le da el mismo valor a una noticia que apareció en Twitter que a la primera plana de un medio y no es así. El periodismo debe gestionar, evaluar y orientar sobre la marcha sobre la veracidad o no y la cantidad de información que hay sobre un tema como, por ejemplo, el Covid-19. Esto, siempre que tenga más fuentes, información de primera mano y primicias que no son las que aparecen en las redes (aunque siempre debemos estar al tanto de lo que en ellas circula).
 
Aquel que se crea que, porque existe Internet y con dos golpes de tecla puede llegar a ser mejor que un periodista, o que a partir de Internet no hacen falta los periodistas, es porque desconoce cómo funciona la producción de información y el manejo periodístico. Contrariamente a lo que puede parecer, hoy vivimos un momento lleno de oportunidades si se lo compara con años atrás. Ahora, los comunicadores tienen la chance de poder publicar con un costo casi cero y llegar a enormes cantidades de audiencia.
 
Lo que sucede es que hay que repensar los medios, a los comunicadores y también a las estructuras de los planes de estudio donde se forman. Tampoco hay que pensar solamente en ir a trabajar en un medio grande, consolidado. Hoy, la mayoría del trabajo está en el periodismo emprendedor, en pequeños grupos que llevan adelante pequeños proyectos que no requieren inversiones multimillonarias. También se suma a los nuevos saberes y capacidades del periodista, el saber armar y llevar adelante un plan de negocio que sustente ese proyecto emprendedor.
 
Si se tiene la fortuna o se milita en algún lado, y se llega a cobrar por hablar "de o a favor de" en algún medio… entonces ahí sí se corre con suerte “monetaria”, pero no se hace honor a la profesión. 
 
Si no, tendremos que pensar en la audiencia para idear un medio en que allí se encuentre un interlocutor válido al cual seguir y sobre el cual aportar.  Una audiencia interesada en contenidos de calidad por los cuales están dispuestos a pagar. Hay muchos proyectos de aporte voluntario o suscripción de usuarios o lectores. Es una salida interesante que cada vez está cobrando mayor relevancia. 
 
Las nuevas generaciones de periodistas deben saltar la disyuntiva de seguir repitiendo y hacer más de lo mismo, o pensar en un cambio sustancial en cómo vemos el periodismo, cómo lo ejercemos y cómo superamos las malas prácticas que generaron un periodismo que no busca ecuanimidad, ampliar la mirada y mantener cierta objetividad, sino que se alinean a una idea que por lo general es la suya y consiguen pauta oficial o de organismos y/o partidos o facciones para sostenerse como “propagandistas” y no ejerciendo periodismo. Deben descubrir cosas que los mueva, los interpele y que los ponga en crisis con ellos mismos para luego entender si se están convirtiendo en algo funcional a la agenda de alguien, o por el contrario muestran diferentes miradas y propuestas sobre un tema, que lleven a conclusiones más democráticas, que las simplemente alineadas con una postura.
 
(*) Director de la Especialización en Periodismo Digital de la Universidad Abierta Interamericana (UAI)
 




Fuente: (Guillermo Lópéz- UAI)

Compartir

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

1 UCA NEWS

Barceló Noticia

Seguinos en twitter

Seguinos en twitter

     

Universidades HOY
E-mail: info@universidadeshoy.com.ar
prensa@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina


NAVEGACION


REDES SOCIALES

Copyright ©2020 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados