miércoles, 17 de abril de 2019 |Hora: : :

Universidad de Buenos Aires


Investigadores de la UBA trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el Mal de Chagas

Fecha Publicación: 17/04/2019  11:00 

El profesor Emilio Malchiodi afirma que "el estudio consiste en el ensayo de la vacuna como profiláctica, preventiva de la infección, y como tratamiento terapéutico luego de ésta, lo que podría estar en combinación con drogas parasiticidas"
 
 
Emilio Malchiodi, Profesor Titular de la cátedra de Inmunología de la Facultad de Farmacia y Bioquímica y Director del Instituto de Estudios de la Inmunidad Humoral (UBA – CONICET) destaca que la enfermedad “está fuertemente asociada a la pobreza y a las viviendas rancho con paredes de adobe y techo de paja, factor también frecuentemente relacionado con la falta de condiciones higiénicas (agua potable y sanitarios) y acceso a la salud.
 
Para Malchiodi “el rol de la Universidad Pública en la investigación Científica es fundamental e irremplazable, porque con el financiamiento del estado, que incluye a las Universidades, al CONICET y a la Agencia Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, se pueden encarar las investigaciones de enfermedades olvidadas, que no cuentan con el interés de las empresas privadas”.
 
El investigador aclara que “todas nuestras investigaciones en enfermedad de Chagas, comenzadas en el año 1983 y con vacunas en 2004, se han llevado a cabo en las Facultades de Farmacia y Bioquímica y de Medicina de la Universidad de Buenos Aires en Institutos de investigaciones pertenecientes a la UBA en asociación estratégica con el CONICET”.
 
La investigación
 
“Luego de muchos años de trabajar en la identificación de una vacuna – afirma Malchiodi -  nosotros desarrollamos un antígeno vacunal por ingeniería genética a partir de porciones de tres proteínas del parásito, que son muy importantes para infectar y penetrar en las células humanas. Este antígeno quimérico, que llamamos Traspaína, en combinación con un adyuvante de última generación, demostró ser protectivo contra la infección por Trypanosoma cruzi, en el modelo ratón de enfermedad de Chagas".
 
El investigador resalta que “la ventaja de usar una quimera en lugar de tres antígenos separados para una vacuna es principalmente racional y económica, ya que reduce los costos de producción”.
 
Malchiodi reconoce que “sin embargo, a pesar de numerosos intentos, no existe actualmente una vacuna aprobada para la prevención de la infección por Trypanosoma cruzi” pero comenta que “actualmente, hemos recibido financiamiento de la Comunidad Económica Europea y su programa Horizon 2020, para un proyecto de Investigación y desarrollo (I&D) para completar todo el estudio preclínico y clínico en fase 1. Es un proyecto en el que están involucrados nuestros laboratorios en el Instituto de Estudios de la Inmunidad Humoral Prof. Dr. Ricardo A. Margni (IDEHU, Facultad de Farmacia y Bioquímica, UBA-CONICET) y en el Instituto de Microbiología y Parasitología Médica (IMPaM, Facultad de Medicina, UBA-CONICET). El proyecto es multinacional y están involucrados además 3 institutos en Alemania, 3 en Portugal y otros en España, Bélgica, Francia y Hungría”.
 
"El estudio consiste en el ensayo de la vacuna como profiláctica, preventiva de la infección, y como tratamiento terapéutico luego de la infección, lo que podría estar en combinación con drogas parasiticidas. Los estudios se llevarán a cabo en 3 especies animales (ratones, perros y primates no humanos), como paso previo a la inoculación en humanos en fase 1. Se realizará producción GLP (Buenas Prácticas de Laboratorio) y GMP (Buenas Prácticas de Manufactura) del antígeno vacunal y del adyuvante, y se realizará el estudio toxicológico”.
 
Sobre el Chagas
 
La enfermedad de Chagas es causada por un parásito unicelular microscópico llamado Trypanosoma cruzi, que se aloja en el interior de las vinchucas y es transmitido a los humanos a través de las heces de estos insectos al momento de picarlos. Esta es la forma vectorial de transmisión de la enfermedad, pero existen otras formas muy importantes que son:
 
a. Transmisión materno-fetal a través de la placenta que ocurre en ~4-10% de los casos de madres infectadas.
b. Transmisión a través de la donación de sangre y órganos proveniente de pacientes infectados.
c. Transmisión por consumo de alimentos y bebidas contaminadas con heces de vinchucas.
 
Cantidad de personas enfermas en la Argentina
 
En el mundo cerca de 28 millones de personas están en riesgo de infección, 7-8 millones están infectados actualmente y 3 millones sufren de enfermedad crónica. Cada año son comunicados aproximadamente 56.000 nuevos casos, y se registran anualmente 12.000 muertes. La distribución geográfica de la enfermedad de Chagas se ha expandido en las últimas décadas debido a la migración desde toda Latinoamérica, viviendo actualmente 300.000 personas infectadas en los EEUU, más de 80.000 en Europa, y numerosas personas más en otros países del mundo. Nacen en el mundo 9000 niños por año que contraen la enfermedad por transmisión materno-fetal.
 
En Argentina se estima que existen ~1.5 millones de personas infectadas y que otros 7 millones están en riesgo de contraer la infección. En el país nacen entre 1.300 y 1.500 bebés infectados por año debido a la transmisión materno-fetal.




Fuente: (UBA)

Compartir

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter

Seguinos en twitter

     

Universidades HOY
E-mail: info@universidadeshoy.com.ar
prensa@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina


NAVEGACION


REDES SOCIALES

Copyright ©2019 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados