miércoles, 23 de mayo de 2018 |Hora: : :

Opinión


Los respetados locos y los valientes enfermeros

Fecha Publicación: 23/05/2018  09:00 

Un análisis crítico acerca de la realidad cotidiana de los profesionales de la enfermería de salud mental y la relación con su capacitación durante la carrera universitaria
 
 
Por: Martín Búfali
 
La oferta académica respecto a la enfermería con el tiempo ha ido extendiéndose y formando parte de las grandes universidades de nuestro país. Así también, las posibilidades de conseguir una licenciatura, realizando un ciclo de complementación para aquellos que ya contaban con el título de enfermería profesional. Una profesión crucial para el área de la medicina, como soporte principal de los médicos para el cuidado, atención y seguimiento de los pacientes, que son – para ella – el principal foco de su tarea cotidiana. Dentro de esta profesión, muchas son las áreas en las que un enfermero puede desempeñarse, sin embargo, hay una – un tanto – particular: la salud mental. Solo alguien realmente preparado, física y mentalmente puede abordar esta tarea de atender pacientes con problemas psiquiátricos. ¿Es suficiente la capacitación recibida en el ámbito universitario para enfrentarse a ese día a día? 
 
Valeria Tissera, recibida en la Cruz Roja Argentina, y actual estudiante de la licenciatura en la Universidad Nacional de Villa María, nos cuenta que realizó sus practicas profesionales en un instituto de salud mental. Cree que es un área poco atendida, “Me parece que la formación resulta escasa y después durante la práctica y el desempeño laboral nadie toma en cuenta la salud mental de los profesionales, no se hace un seguimiento o un apoyo para la práctica diaria debido a todos los problemas con los que nos encontramos día a día”. Esto quizá nos de un indicio de interrogantes, ¿Estamos protegiendo la salud individual de nuestros profesionales? ¿Como se carga en la mochila diaria un sinfín de episodios como los que se viven en una institución de pacientes psiquiátricos? Valeria aclara también que “Al trabajar con personas y con alguna enfermedad o dolencia siempre estamos expuestos a abordar y atender a nuestros pacientes de manera integral y no solo en su enfermedad”. 
 
Sin discrepar con la anterior opinión, María Alejandra Manrique, recibida en la Cruz Roja Filial Rio Cuarto, apunta hacia otra cuestión, “Considero que es un área en donde el personal tiene que ser sumamente humano y comprensivo, estar dispuesto a acompañar al paciente y por sobre todas las cosas demostrar el mayor de los respetos”. Concuerda en que la capacitación durante la carrera no pareciera suficiente, y lo ha vivido en carne propia al trabajar con pacientes con depresión, sin embargo, le emociona aseverar que “Sólo las personas con un inmenso amor al prójimo pueden desempeñar esta tarea, se necesita más enfermeras capacitadas para esa área, con todas las herramientas necesarias para poder acompañar y ayudar a los pacientes en su recuperación o -por lo menos- a llevar una vida digna. Te toque el paciente que te toque, solo si lo tratas con amor haces más llevadero su problema.”
 
Una amplia gama de problemas de salud mental, incluyendo la depresión, el estrés, enfermedades relacionadas con autolesiones, problemas relacionados con el alcohol y la dependencia de drogas, trastornos de personalidad, y otras enfermedades como la esquizofrenia, son las que ocupan a estos profesionales, que deben estar capacitados para tranquilizar y calmar a los pacientes, respondiéndoles de forma no amenazante, tratando de averiguar por qué la persona podría sentirse ansiosa o agresiva. Una vez que el plan de atención se pone en práctica, resta observarlos con el fin de detectar cualquier cambio significativo en una etapa temprana. Lo principal para ellos es construir relaciones de confianza con sus pacientes, animándolos a discutir sus problemas, y escuchar sus opiniones.
 
La opinión médica acerca de la cuestión resulta muy significativa, por lo que el Dr. Ordosgoiti, Eduardo Horacio (mp220304), quién ejerce clínica medica y se especializa en Medicina del trabajo, nos cuenta: “He trabajado durante más de diez años en clínicas psiquiátricas como clínico de planta. La tarea de las enfermeras es muy importante en el área de salud mental. Tienen contacto diario con los pacientes, los conocen, son la primera barrera de contención ante complicaciones de los cuadros de los pacientes e informan a los médicos sobre la evolución diaria de los mismos.” Y sin desmerecer la importancia de ello, no duda en aseverar que: “Las enfermeras recién recibidas no están capacitadas para trabajar en clínicas psiquiátricas, se necesita capacitarlas con cursos cortos para las que se orienten en trabajar en el área de salud mental.” Casi en coincidencia con los aportes del doctor, Soledad Vargas, enfermera profesional cursando actualmente la licenciatura en la Universidad Nacional de Avellaneda, atribuye la responsabilidad a cada uno como profesional: “Siempre tenemos lo básico como para estar preparados ante cualquier episodio, sin embargo, depende de cada uno profundizar en una rama en particular y especializarse.”
 
La vorágine cotidiana en un instituto de salud mental, difiere cuantiosamente de lo que acontece en cualquier otro. Asef Bogarin, María de los Ángeles, Licenciada en enfermería en la Universidad Maimónides, desempeña su función desde el 2011 en el Hospital Interzonal General de Agudos Dr. Abraham F. Piñeyro. (HIGA), nos aporta su mirada: “La diferencia con las demás áreas es muy significativa, ya q nuestros pacientes son recurrentes, ya q luego de su alta continúan viniendo al servicio, a participar de talleres como radio, huerta y otros. Como así la reincidencia por involución del tratamiento, debido al abandono del mismo. Es donde entonces volvemos al comienzo, con el paciente hospitalizado.” Con respecto a como ella tuvo que adaptarse a su labor, nos indica que “Nunca es suficiente la capacitación, ya que estas especialidades son dinámicas y evolucionan, se van camuflando las patologías con los tratamientos y terapias, parece que todo hasta las enfermedades van transformándose de modo que lo q hoy es efectivo, mañana deja de serlo.” Sus palabras nos permiten entender que aún cuando las instituciones universitarias en su plan de educación hicieran más foco en esta área en particular, asimismo se trata de una capacitación constante, para mantenerse y seguir de pie.
 
“En lo personal, elegí, elijo y elegiré el área de salud mental. Trato de hacer mi tarea con mis respetados LOCOS, con responsabilidad, buena predisposición y profesionalismo. Pero sobre todo con amor. Amor a ellos”.




Fuente: (Martín Búfali)

Compartir

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter

Seguinos en twitter

     

Universidades HOY
E-mail: info@universidadeshoy.com.ar
prensa@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina


NAVEGACION


REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados