miércoles, 17 de enero de 2018 |Hora: : :

Universidad Católica de Córdoba


Bioinfórmatica en la UCC: entre la vida y la tecnología
Fecha Publicación: 12/01/2018  16:39 
  Escribe la Ing Alejandra Bosio, Directora de la Licenciatura en Bioinformática de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica de Córdoba  
 
 
La bioinformática es un área de investigación y desarrollo interdisciplinario y transversal que se encuentra en la intersección entre las ciencias de la vida y las tecnologías de la información y las comunicaciones. En ella confluyen distintas disciplinas como la biología, la genética, las matemáticas aplicadas, la estadística, las ciencias computacionales, la inteligencia artificial, la química y la bioquímica. Está orientada, principalmente, al desarrollo de métodos computacionales para resolver problemas prácticos y teóricos derivados de la gestión, almacenamiento, extracción, manipulación, análisis y distribución de la información biológica.
 
Origen y ADN
 
El desarrollo de la bioinformática es el resultado del  increíble  avance producido en los últimos años en el campo de la biología molecular y en el de las ciencias de la computación. Su origen se remonta a la mitad del siglo pasado, cuando se logró comprender la estructura tridimensional del ADN, la molécula responsable de transmitir la herencia genética. Luego, el inicio del proyecto del genoma humano a finales de los '80 propició un rápido desarrollo de esta disciplina debido al gran volumen de datos biológicos generados y la necesidad de analizarlos. Como dato, las secuencias de las proteínas contienen en promedio entre 100 y 5000 aminoácidos y las secuencias de ADN son aún más grandes, el ADN de la bacteria E. Coli tiene 4.7 millones de bases y el del ser humano 3.3 billones.
 
Esta explosión de información sobre secuencias genómicas originó una demanda de herramientas computacionales eficientes para gestionar y analizar los  datos. A comienzos de la década del 2000, se completó la secuenciación del ADN de los seres humanos lo que abrió nuevos caminos en la investigación médica y científica. Así, el futuro de la medicina comenzó a verse desde otra perspectiva, orientando las investigaciones a la búsqueda de una terapéutica personalizada y el testeo más eficiente de fármacos;  de esta manera, la bioinformática se convirtió en uno de los pilares fundamentales de las investigaciones biomédicas de vanguardia.
 
Campo laboral estratégico
 
Un profesional en bioinformática posee competencias tanto en el área biológica como en el área informática. Requiere una fuerte formación de base para proyectar, construir y gestionar bases de datos biológicas; desarrollar y utilizar instrumentos de análisis de biosecuencias y bioestructuras, conocimientos de técnicas de inteligencia artificial y modelado de sistemas, entre tantos otros. Asimismo, debido al surgimiento constante de nuevas aplicaciones en esta disciplina, también requiere una actualización constante en consonancia con los vertiginosos avances científicos y tecnológicos.
 
Desde el punto de vista de las oportunidades laborales, la bioinformática es un campo estratégico, con perspectivas de crecimiento sostenido a largo plazo. Es un perfil muy solicitado en el mercado laboral y resulta imprescindible en los grupos de investigación en el ámbito de la salud, de la agrobiotecnología, entre otros. Actualmente, en nuestro país existe un gran déficit de estos especialistas, motivo por el cual el bioinformático es un profesional muy solicitado. Existen amplias oportunidades de trabajo en empresas y laboratorios farmacéuticos, químicos, físicos o de biocomputación. Pero las áreas con más demanda son la medicina preventiva y de precisión, el desarrollo de nuevos fármacos, los diagnósticos clínicos, la genética, la investigación biomédica, la proteómica (análisis de secuencias y estructuras de proteínas) y la ecología, especialmente en la simulación de la evolución de ecosistemas.
 
Alto impacto
 
El impacto de la bioinformática en la medicina ya es una realidad. En Oncología, por ejemplo, ya se estudian alteraciones del genoma que afectan la eficacia o toxicidad de los tratamientos; en salud prenatal, es posible identificar alteraciones en el feto de una manera sencilla; y en enfermedades raras pueden diferenciarse e identificarse, de manera precisa, enfermedades de diagnóstico clínico complejo. Otro ámbito de alto impacto, especialmente en nuestro país, es el sector agrotecnológico que abarca el desarrollo de nuevos fármacos en veterinaria, el mejoramiento animal mediante la identificación de nuevos marcadores u objetivos moleculares y  el desarrollo de semillas.
 
Sin duda, la importancia de esta disciplina crecerá aún más en un futuro próximo, principalmente a partir de la medicina de precisión, lo cual genera un cambio de paradigma en la práctica médica. Esto es, pasar de lo reactivo, es decir, actuar una vez que la enfermedad aparece, a lo proactivo, o sea, actuar desde la salud y la prevención.
 
Fuente: UCC.

  (Universidad católica de Córdoba)
Compartir

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter

Seguinos en twitter

     

Universidades HOY
E-mail: info@universidadeshoy.com.ar
prensa@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados