martes, 12 de diciembre de 2017 |Hora: : :

Universidad Nacional de Tucumán


Encuentran evidencias de dinosaurios en la Quebrada de Humahuaca
Fecha Publicación: 07/12/2017  09:00 
Científicos de las universidades nacionales de Tucumán, Río Negro y Salta identificaron huellas de estos animales de hace 66 millones de años; Jujuy era entonces parte de un enorme mar epicontinental
 
Dinosaurios de hasta quince metros de largo y dos metros y medio de alto vivían en el Norte Argentino durante la última parte del Cretácico. Algunos eran cuadrúpedos, de cola y cuello largos, como los de Jurassic Park. Otros eran bípedos y tenían garras con uñas afiladas y dientes enormes; algunos eran presas y otros predadores. Tal vez se desplazaron en busca de comida o de apareamiento –eso no lo sabremos- pero lo cierto es que dejaron sus huellas en la costa, porque hace millones de años Maimará fue el extremo sur de un enorme mar, que comenzaba en lo que hoy es Bolivia y Perú.
 
Los lugareños murmuraban hace tiempo sobre la existencia de supuestas pisadas de dinosaurios que se divisaban en la sierra de Alfarcito. Esta sierra está casi pegada al centro de la localidad de Maimará, en el departamento jujeño de Tilcara. Es un pequeño poblado a más de 2300 metros de altura, con un paisaje privilegiado de montañas multicolores, al igual que el resto de la Quebrada de Humahuaca. La zona se caracteriza por su clima árido de montaña y una acentuada amplitud térmica.
 
Al equipo de investigación, integrado por Carlos Cónsole Gonella -doctor en geología por la UNT e investigador del Conicet-, le llevó aproximadamente cinco años y más de diez viajes precisar de qué huellas se trataba. Los rastros encontrados tienen diferentes tamaños (varían entre 40 y 70 centímetros de diámetro) porque pertenecen a tres grupos de dinosaurios distintos. Los investigadores realizaron una datación relativa para conocer su antigüedad, la cual arrojó como resultado que correspondían a la última parte del Cretácico, hace aproximadamente 66 millones de años.
 
Cónsole Gonella afirmó que las huellas se preservaron porque, dadas las condiciones ambientales, el tipo de sedimento era blando por su estado de hidratación. “Una litificación rápida y su enterramiento preservaron estas rocas por millones de años. Finalmente, tras los movimientos de placas tectónicas, que dieron lugar a la formación de la Cordillera de los Andes, se expusieron los estratos ahora casi verticales, y quedaron nuevamente a la vista”, precisó.
 
El investigador consideró que el mayor éxito del descubrimiento fue obtener información sobre el ambiente en el que vivían esos dinosaurios. Pudieron saber que hace millones de años la zona de Jujuy y Salta, e incluso parte del centro-norte de Tucumán, integraban un enorme mar epicontinental, similar a una gran bahía. “Eran aguas poco profundas, con oleaje fuerte y mareas y su caudal disminuía por cuestiones climáticas, quedando grandes lagos aislados entre sí. Cuando se desecaban los cuerpos de agua los dinosaurios se movían por las líneas de costa, dejando huellas de las que hoy tenemos registro”, agregó.
 
El equipo es un grupo multidisciplinario compuesto por geólogos y paleontólogos: Silvina de Valais e Ignacio Díaz Martínez, de Río Negro, y Rosa Marquillas y María Cristina Sánchez, de Salta. La investigación fue financiada por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. Los resultados obtenidos fueron publicados recientemente en dos prestigiosas revistas: Journal of African Earth Sciences y Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology.
 
Los tres grupos de dinosaurios más famosos
 
Díaz Martínez, doctor en geología de origen español pero radicado en la Universidad de Rio Negro, describió a los tres grupos de dinosaurios cuyas huellas encontraron en Maimará. Explicó que se trata de los más conocidos a través del cine y de los dibujos.
 
En la Quebrada vivieron los terópodos, que son dinosaurios carnívoros como el Giganotosaurus o el Abelisaurus. “Son bípedos, con garras con uñas afiladas y dientes enormes”, explicó el geólogo. También tuvieron registros de los saurópodos, que son herbívoros, cuadrúpedos, de cola y cuello largos. Son los más grandes entre estos tres grupos, aunque los que pertenecen al final del Cenozoico -como los hallados en Jujuy- son más pequeños. El investigador calcula que medían dos metros y medio de altura y tenían quince metros desde la cabeza hasta la cola.
 
Finalmente, estaban los ornitisquios y dentro de ese grupo se encontraron hadrosaurios, que podían ser tanto bípedos como cuadrúpedos, tenían pico de pato y se los consideraba como las “vacas del Cretácico” por la cantidad de vegetales que consumían. Díaz Martínez señaló que las huellas de hadrosaurios que encontraron en Maimará constituyen el primer registro de ese tipo en el Hemisferio Sur.
 
Aves milenarias
 
En la Sierra de Alfarcito no sólo se encontraron huellas de estos gigantes sino que también hallaron las pisadas de aves costeras que vivieron hace casi 70 millones de años. Silvina de Valais, paleontóloga del grupo, señaló que se trata de pájaros similares a los albatros y a las gaviotas. “Las huellas miden unos siete centímetros de diámetro y también proporcionan mucha información del ambiente en el que se encuentran”, concluyó la profesional.

 (Fuente: Universidad Nacional de Tucumán)
Compartir

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter

Seguinos en twitter

     

Universidades HOY
E-mail: info@universidadeshoy.com.ar
prensa@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2017 todos los derechos reservados Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados