miércoles, 16 de agosto de 2017 |Hora: : :

Universidad Kennedy


Adolfo Pérez Esquivel visitó la Universidad Kennedy

Fecha Publicación: 16/08/2017  09:00 

Pérez Esquivel fue nombrado -al igual que Osvaldo Bayer- como uno de “Los imprescindibles de la Sociedad Argentina”, un nuevo ciclo que la UK abrió para galardonar a figuras importantes de nuestro país
 
“Soy un sobreviviente, lamentablamente otros no lo pueden contar”, dice Adolfo Pérez Esquivel, quien nació en Argentina pero vivió una historia de exilios en ciudades como Ginebra, Viena, Bruselas y París. En esa historia, en busca de refugio recibió protección diplomática por la embajada de Austria y por Edward Moore “Ted” Kennedy, hermano de John F. Kennedy.
 
Fue uno de los sobrevivientes de “los vuelos de la muerte” y recibió un Premio Nobel de la Paz cuando la última dictadura militar argentina aún no había terminado. Desde el exilio y a pesar de ser perseguido, jamás dejó su lucha por los Derechos Humanos. Fue secuestrado en centros de detención y torturado pero nada lo detuvo a la hora de sostener sus convicciones: ya en Europa, sabía que su lugar estaba en América Latina, que su trabajo en defensa de las minorías todavía no había concluido: “Los europeos me querían dar de todo para que yo esté contento y me quede a vivir allá pero mi trabajo es en América Latina, no allá”.
 
“Los imprescindibles somos todos y todas, que trabajamos, hacemos el esfuerzo”, empezó diciendo Pérez Esquivel. Fiel a su estilo, con humildad y solo con la modestia que los grandes Maestros pueden transmitir, siguió diciendo “cuando me entregaron el Premio Nobel no lo asumí a título personal, lo he asumido en nombre de los pueblos de América Latina, de todos aquellos indígenas, campesinos, sindicalistas, organizaciones populares, religiosos y religiosas”.
 
Adolfo se corre de su lugar de protagonismo cada vez que lo nombran, que lo ponen en primer plano en escena, abriendo siempre el juego a los demás, profundizando en el bien común. Su vida entera es una analogía de ello y sus miles de anécdotas una confirmación y reconfirmación de su lucha.
 
“Fundamentalmente soy un docente. Creo en la educación como práctica de la libertad, como toma de conciencia crítica, como el trabajo que hacemos en América Latina y en el mundo, compartir, caminar juntos, construir juntos”. Sin dudas, esa función docente ha vertebrado su vida y se ha transformado en el medio para generar una transformación política.
 
“Nosotros somos parte, somos consecuencia de la acción política de un pueblo. Tanto en el pensamiento, como en la acción política, social, espiritual, somos parte de un pueblo, no somos seres aislados. El ser humano es un ser social, es un ser político, filosófico y espiritual. Podemos ir construyendo si sabemos compartir. Tenemos dos cosas que compartir: una es el pan, el pan que alimenta el cuerpo y el pan que alimenta el espíritu porque somos más que carne y hueso; y la libertad, eso es lo que tenemos que compartir.”
 
En este sentido, Adolfo destaca la labor de las instituciones educativas, que cumplen un rol indelegable en las democracias: “La escuela y las universidades tienen que generar consciencia crítica de hombres y mujeres para la libertad porque, ¿saben? Es curioso: sin libertad no podemos amar, nadie puede amar por decreto.”
 
“Estamos cada vez más distanciados de la Madre Tierra y tenemos que volver a recuperar el equilibrio. Estamos perdiendo el equilibrio, el equilibrio del ser humano con la vida”.
 
Para revertir esa situación y restaurar el orden, el Maestro propone “volver a las fuentes; a las fuentes del diálogo, de la comprensión, de la amistad, de saber escuchar (…) Cuando volvamos a las fuentes vamos a poder reencontrarnos con nosotros mismos porque cada vez el fenómeno de la masificación nos aísla más y más”.
 
Ese desequilibrio con la naturaleza resulta muy nocivo, sin embargo, Perez Esquivel asegura que vale desconfiar de operaciones mucho más peligrosas: “Hay un monocultivo que es mucho más peligroso que el monocultivo de la soja, del pino, de los agrotóxicos como el glifosato y es el monocultivo de las mentes. El monocultivo de las mentes es terrible y por eso la educación, -las universidades- tienen que estar en la resistencia para que no se pierda la cultura, no se pierda la identidad, no se pierda la pertenencia de quiénes somos”.
 
Perez Esquivel y su defensa por los Derechos Humanos
 
“La defensa de Los Derechos Humanos no es simplemente paliar el dolor del sufriente, es una acción liberadora y transformadora de la sociedad. Por eso cuando hablamos de Derechos Humanos hablamos del derecho de los pueblos”.
 
¿Cuál es la relación entre los Derechos Humanos y la Democracia?
 
Derechos humanos y Democracia son valores indivisibles, si se violan los derechos humanos las democracias se debilitan y dejan de ser democracias porque entramos en situaciones donde los valores y derechos de un pueblo no son respetados.
 
¿Qué es la Paz?
 
“La paz no es ausencia del conflicto, tiene que ver con la relaciones humanas, de cómo podemos llegar a vivir en la diversidad, no en la uniformidad. La riqueza de los pueblos en la diversidad, no en la uniformidad, creo que desde ahí podemos llegar a saber respetarnos unos a otros.
 
Cada uno de nosotros que estamos aquí somos distintos, no solo por género, por pensamiento, por religión, etc.; pero tenemos que saber comprender y respetar el otro pensamiento y a través de eso construir, compartir”.
 
Adolfo hoy puede definir qué entiende por paz, quizás por la experiencia de no haberla tenido y haberla anhelado durante mucho tiempo. Recuerda y relata decenas de anécdotas e historias de aquellos años de lucha en los que él y toda su familia fueron perseguidos.
 
Finalmente, Adolfo despidió a todos los presentes con un mensaje de esperanza: “Les pido una sola cosa, que no dejen de sonreírle a la vida, incluso en los momentos más duros”.




Fuente: (Universidad Kennedy)

Compartir

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter

Seguinos en twitter

     

Universidades HOY
E-mail: info@universidadeshoy.com.ar
prensa@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina


NAVEGACION


REDES SOCIALES

Copyright ©2018 todos los derechos reservados Diseño Web Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados