lunes, 05 de diciembre de 2016 |Hora: : :

Universidad Nacional de Moreno


Vázquez Blomquist : “Es una contribución a los estudiantes que serán quienes lleven adelante los proyectos de investigación en Argentina”
Fecha Publicación: 05/12/2016  09:00 
Lo afirmó la prestigiosa científica cubana en relación al seminario de Genómica que dictó en la Universidad Nacional de Moreno (UNM)
 
Este año, la Universidad Nacional de Moreno (UNM) dio inicio al dictado de Biotecnología, una carrera nueva dentro del ámbito educativo público en la zona Oeste. Concluyendo su primer ciclo lectivo, los primeros estudiantes de esta licenciatura tuvieron la valiosa oportunidad de cursar el Seminario Extracurricular “Introducción a la Genómica”, abierto también a alumnos, docentes e investigadores externos, que se desarrolló del 29 de noviembre al 1° de diciembre.
 
La capacitación estuvo a cargo de la prestigiosa científica Dania Marcia VÁZQUEZ BLOMQUIST, Investigadora Titular del Departamento de Biología de Sistemas, Grupo de Farmacogenómica, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba.
 
En esta entrevista,  la especialista  analiza uno de los principales avances de su campo: el desarrollo de la medicina personalizada. Y lo hace desde una perspectiva que invita a la reflexión: los debates éticos necesarios y la exigencia de unir esfuerzos como región.
 
¿Cuáles es la propuesta del seminario?
 
Es una introducción a la Genómica, una temática muy novedosa y de gran actualidad, con el objetivo de presentar a los estudiantes las potencialidades de desarrollo de nuevos productos y avances científicos, para que puedan orientarse en alguna de esas temáticas en el futuro. Además, constituye un primer acercamiento en la interrelación entre los dos países, específicamente, entre la Universidad Nacional de Moreno y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, como una contribución al avance académico y profesional de quienes hoy son estudiantes y que serán quienes lleven adelante los proyectos de investigación en Argentina, en interrelación con nuestra comunidad latinoamericana.
 
¿Cuál es la importancia de este intercambio científico-académico?
 
Es fundamental. Como somos países de recursos escasos, debemos unirnos para hacerlos más eficientes y nutrirnos de la experiencia de cada uno.  Asimismo, debemos desarrollar proyectos conjuntos para la región y  también para el mundo, porque los avances científicos son importantes para el mundo en general.  Desde ese punto de vista, creo que es fundamental sentar las bases en los estudiantes, que son los científicos del futuro, para que tengan una visión muy temprana de cuáles son las temáticas en las que pueden trabajar y las problemáticas a las cuales se van a enfrentar como profesionales.
 
Dentro de esa perspectiva, ¿considera válida la creación de un consorcio de países de la región?
 
Sí, creo que sería sumamente importante esa cooperación porque la  genómica es una temática cara: el equipamiento es costoso y se vuelve obsoleto rápidamente. Entonces, quizás un país no puede asumir ese recambio tecnológico individualmente, pero la cooperación permite utilizar no solamente los recursos de cada parte, sino también la inteligencia, el conocimiento y la experiencia. Inclusive los países del primer mundo, teniendo más recursos, se han asociado en los propios proyectos genómicos; en el proyecto “encode” (direccionado a entender el genoma humano) y en la mantención de las bases de datos. Por premisa, la cooperación en investigación es sumamente importante, si además se suma el aspecto práctico y económico, asociarse es fundamental en países con escasos recursos.
 
La UNM invita al Seminario Extracurricular ?Introducci?n a la Gen?mica?
 
¿Cuáles son, a su criterio, los desafíos en la formación de biotecnólogos?
 
Los desafíos son generales, ya sea en Argentina o en otros países, porque tenemos que ser capaces de formar profesionales con un conocimiento amplio desde el punto de vista teórico y práctico; estudiantes que, desde muy temprana experiencia, cuenten con una visión sobre las problemáticas en las cuales puedan tener una incidencia, sabiendo a qué se enfrentan desde el punto de vista internacional y que, al mismo tiempo, posean un compromiso con los problemas cercanos a su comunidad y su país.
 
En relación a su campo profesional específico, ¿cuáles son los temas de mayor relevancia en el campo de la farmacogenómica?
 
La farmacogenómica viene a resolver un problema fundamental que es que no todas las personas responden de igual manera a todos los tratamientos, ya que existe una individualización de esa respuesta en función de la información molecular y de la relación con el ambiente. En ese sentido, está llamada a resolver el problema de individualizar el tratamiento en el futuro. Ese es uno de los esfuerzos farmacogenómicos a los cuales se le está brindando mayor atención en los últimos años: la personalización de la medicina.
 
¿En qué estado se encuentra esta posibilidad de personalizar los tratamientos?
 
En el mundo, la individualización del tratamiento, fundamentalmente, en cáncer, ha tenido un alto impacto; incluso hay productos sobre los que se conoce cuál es el nicho de pacientes a los cuales se puede aplicar. Por ejemplo, existe una terapia contra el cáncer de mama que ya se sabe que funciona en pacientes que tengan la expresión de un receptor determinado de ese tipo de cáncer, de manera que la terapia debe ir unida a un diagnóstico.
 
¿Piensa que la difusión de estos avances será fluida y libre o estará sujeta a la creación de patentes?
 
Desde el inicio mismo de lo que ha posibilitado el camino hacia la personalización, que fue el descubrimiento del genoma humano, ha habido un amplio debate ético en relación a si debe ser de conocimiento público o no y cómo debe administrarse esa información. Yo creo que, en el caso de la medicina personalizada, hay demasiadas empresas e instituciones investigativas de renombre que han tenido que invertir mucho, lo cual supone que piensen que deben recuperar esa inversión. Por tanto, yo sí creo que habrá un gran uso de las patentes en diagnósticos y tratamientos, entonces, deberemos resolver de qué modo el uso de esos productos pueda ser un poco más libre; ese será otro hotspot del futuro.
 
¿Cuál es el rol de la comunicación científica?
 
La ciencia tiene la función no solo de generar avances sino también de comunicarlos, como un conocimiento amplio de los profesionales y como cultura general de todas las personas. En Cuba tenemos una historia sobre la democratización de esos conocimientos: desde inicios de la revolución, el Estado asumió que la alfabetización era importante para la liberación del pueblo, para lo cual se usaron los medios de comunicación, todo se televisaba. Luego, esta estrategia se asumió como una forma de expresión de los avances científicos. Por ejemplo, tuvimos un segmento llamado “universidad para todos”, con clases televisadas de diferentes materias, entre ellas, la Biotecnología. En ese espacio, los profesores brindaron diferentes temáticas de una manera accesible al entendimiento del público en general. También existen mesas redondas, programas dedicados a productos y personalidades de la ciencia y publicaciones de comunicación popular científica para plasmar, a través de boletines y revistas, esos avances.

 (UNM)
Compartir

Busqueda

Texto a buscar:



ir a Archivo [+]

Más Información

Link

- Acceso a link's de Interes.

Seguinos en twitter

Seguinos en twitter

     

Universidades HOY
E-mail: info@universidadeshoy.com.ar
prensa@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

Copyright ©2017 todos los derechos reservados Grandi y Asociados Diseño Web Grandi y Asociados